Tejer lazos con Trump, el nuevo desafío para la política exterior