Télam: se reducirá el 25 ciento del personal

Mudanza: se pondrá en venta el edificio de Bolívar 531; habrá un registro de retiros voluntarios y se cerrará el área de publicidad.
(0)
30 de mayo de 2000  

Unos 400 empleados que trabajan en las áreas de administración y de publicidad de la agencia oficial de noticias Télam serán pasados a disponibilidad o invitados a adherirse a retiros voluntarios en las próximas horas como parte de la reestructuración que el Gobierno encarará para reducir el gasto público.

Télam reduciría el 25 por ciento de su personal, que equivaldría al 40 por ciento de la masa salarial de esa agencia, que actualmente es de casi 2 millones de pesos.

Así lo anticiparon ayer a La Nación fuentes de la Secretaría de Cultura y Comunicación, que confirmaron, además, que el Gobierno pedirá entre 3 millones y 4 millones de pesos por el edificio de siete pisos donde hoy funciona Télam, en Bolívar 531.

Anoche, el secretario de Cultura y Comunicación, Darío Lopérfido, no descartó que se dispongan despidos en la agencia, tanto en las áreas de administración y publicidad como en la redacción. "Prefiero las salidas negociadas, pero hay que reconocer que incluso el área periodística está sobredimensionada", admitió el funcionario.

Luego de la venta del edificio de la calle Bolívar, la redacción periodística de Télam -la única área que sobrevivirá de la empresa estatal, con 300 empleados- sería trasladada al edificio de ATC, en la avenida Figueroa Alcorta y Tagle, en Palermo Chico.

Otra de las posibilidades que ayer se barajaban en la secretaría que encabeza Lopérfido es la de mudar la redacción de Télam a uno de los inmuebles que el Estado alquila a precios muy altos para otras funciones. La locación del edificio donde funciona el PAMI, en la Diagonal Sur, asciende a 90.000 pesos por mes.

Quejas en Olivos

La decisión de reestructurar Télam fue una de las que menos le costaron al Gobierno. Según relataron a La Nación dos altos funcionarios que participaron de las reuniones en Olivos del fin de semana, el propio Lopérfido aceptó el cierre definitivo de la totalidad de la agencia, servicio periodístico incluido.

"Tiene más empleados que las agencias DyN, Infosic y NA juntas", se quejó anteayer ante las miradas del Presidente, de su hermano Jorge de la Rúa y del titular de la SIDE, Fernando de Santibañes. Junto con el ministro de Economía, José Luis Machinea, esos fueron precisamente los funcionarios que avalaron la liquidación de la agencia.

"La decisión de cerrarla definitivamente ya estaba tomada el viernes, y Lopérfido estaba totalmente de acuerdo. Pero hubo que dar marcha atrás por las presiones del corporativismo periodístico... y de algunos políticos, como Alfonsín", confesó anoche a La Nación uno de los ministros que participaron de ese debate.

Incertidumbre por el Senasa

El Senasa absorberá las funciones que hasta la reestructuración de ayer cumplían el Instituto Nacional de Alimentos (INAL) y la Oficina de Control Comercial Agropecuario (Oncca). El presupuesto del Senasa es de unos 100 millones de pesos, y en su plantel trabajan 3000 personas. El INAL, en tanto, tiene 120 empleados, mientras que la Oncca, sólo 30.

En la Secretaría de Agricultura consideran que las funciones del Senasa y el INAL para el control de alimentos están superpuestas. Mientras que el primero se dedica a los productos primarios, el segundo se enfoca hacia los alimentos elaborados. Por el momento, el organismo no decidió cuántos agentes perderán sus puestos. Con la fusión retornarán las funciones de policía administrativa que anteriormente tenía el Senasa.

Durante la gestión de Felipe Solá como secretario de Agricultura, se dispuso la creación de la Oncca, como una forma de dar un frente de batalla más riguroso contra la evasión fiscal en carnes y granos.

El vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, sostuvo que la fusión supondrá para el Senasa menos personal y más funciones, en momentos en que, dada la nueva condición sanitaria del país, necesitará controles más estrictos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.