Telefónica mantiene sus diferencias

El encuentro entre Macri y Álvarez-Pallete fue cordial, pero no resolvió el problema
Martín Rodríguez Yebra
(0)
25 de febrero de 2017  

MADRID.- La discusión regulatoria entre el Gobierno y Telefónica , uno de los mayores inversores españoles en la Argentina, sigue abierta después de la cumbre reservada que mantuvieron ayer el presidente Mauricio Macri y el número uno de la compañía, José María Álvarez-Pallete.

En tono cordial, pero firme, Pallete mantuvo ante el Presidente su visión de que existen "asimetrías" perjudiciales para su empresa en el decreto que regula la competencia en el sector de las telecomunicaciones y habilita al Grupo Clarín a entrar de lleno en el negocio de los celulares (a través de Nextel).

Según publicó anoche la agencia Bloomberg, la Casa Rosada prepara una licitación de espectro radioeléctrico en la frecuencia 2,5 GHz. Eso permitiría a las tres grandes operadoras de celulares mejorar sus condiciones de servicio y -en la visión del Gobierno- aplacar el malestar de Telefónica.

Aunque el diálogo está abierto, la empresa se reserva la facultad de congelar por el momento el plan anunciado el año pasado para invertir 2264 millones de dólares en la Argentina con el fin de tender fibra óptica. Pallete lo había anticipado el jueves en una conferencia con analistas y su postura no se movió tras ver a Macri en la residencia del embajador argentino en España.

El ejecutivo le dijo al Presidente que ellos no quisieron "hacer ruido" durante la visita de Estado y que tienen "máxima predisposición de acordar", según dos fuentes -una de la empresa y otra del Gobierno- al tanto de lo ocurrido en la reunión.

Uno de los temores del Gobierno había sido que Telefónica empañara el viaje de Macri con una declaración hostil. Incluso se sugirió que la empresa analizaba presentar una demanda ante el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi).

Es una opción que hoy no está sobre la mesa. La empresa participó de varias actividades oficiales durante el viaje presidencial. Incluso patrocinó el foro "Invertir en la Argentina" celebrado ayer en el Casino de Madrid.

"A nosotros nos interesa que nivele la cancha", dijo una fuente de la compañía. A Pallete lo acompañó el CEO para Hispanoamérica, el argentino Eduardo Caride; con Macri estuvo el director del Enacom, Miguel de Godoy.

El decreto que enfrenta a Telefónica con Macri abre el juego para que las compañías de telecomunicación ofrezcan paquetes de servicios móviles, internet y televisión desde el primer día de 2018. Los españoles cuestionan que se haya autorizado a los operadores que tengan frecuencias en bandas plausibles de ser usadas en telefonía celular a solicitar una reatribución que les permita emplearlas para la transmisión de datos móviles (4G).

Cablevisión -controlada por Clarín- compró Nextel en 2015 y con esto podrá entrar de lleno en el mercado de la telefonía móvil empleando frecuencias adquiridas el año pasado a otros operadores. Completará así su oferta de televisión de pago, un mercado que hoy lidera.

Telefónica se queja porque pagó cerca de 500 millones de dólares en las licitaciones del espectro de 4G en 2014 y 2015, mientras que a Nextel se le permite operar sin pasar por un proceso similar.

Clarín refuta esos argumentos. Explican que pagaron 138 millones de dólares por la compra de cinco firmas adjudicatarias de espectro radioeléctrico y que deberá hacer inversiones en infraestructura por cerca de 500 millones de dólares. Eso demorará sus posibilidades de competir en serio, dicen, mientras que Telefónica estará en condiciones de ofrecer paquetes de celular, internet y televisión desde enero.

En pleno viaje presidencial, el Enacom firmó el permiso para que Nextel brinde el servicio de 4G. Decidió, además, aumentar a 140 MHz el tope de ancho de banda que puede tener un operador de telefonía celular.

Pallete y el Presidente quedaron en mantener abierta la línea de diálogo. Cuando el jefe de Telefónica dejó la residencia diplomática, entró César Alierta, su antecesor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.