Temen por la falta de alimentos

(0)
21 de diciembre de 2001  

"Si continúa esta situación, el desabastecimiento de la ciudad no resiste más de tres o cuatro días."

Hipermercados, supermercados y almacenes cerrados o, en su defecto, saqueados. Batallas campales en las calles. Paro nacional. Caos.

En ese contexto, el temor del desabastecimiento deja de ser un miedo virtual para convertirse en una posibilidad tangible, tal como lo manifestó Gabriela González Gass, radical a cargo de la cartera de Desarrollo Social en la urbe porteña.

Ayer, justamente, el Gobierno de la Ciudad debía hacerse de alrededor de 180.000 kilos de comida, comprados por 100.000 pesos al Mercado Central. Pero el Mercado no pudo entregar en tiempo y forma.

"Nos dijeron que tenían problemas con el embolsado", reveló González Gass.

Ante la emergencia, se hicieron gestiones para comprarle alimentos a Carrefour y, al mismo tiempo, Aníbal Ibarra, jefe de Gobierno, convenció a los empresarios de Coto para que donaran algunas bolsas para problemas concretos.

"El resto dependerá mucho de lo que suceda mañana (por hoy). Calculamos que, con la renuncia del Presidente, que era lo que se reclamaba, debería reducirse el grado de conflictividad", vaticinó la secretaria de Desarrollo Social.

La obtención de los alimentos resulta fundamental para tranquilizar la creciente demanda en las villas, casas tomadas y otros barrios carecientes de la ciudad, a quienes se les habían prometido bolsas de comida para que mantuvieran la calma.

"Si persiste el clima, lo más probable es que los comercios no abran, pero estimamos que entre el viernes (por hoy) y el sábado (por mañana) la situación debería regularizarse. De otra manera, el desabastecimiento no aguantaría más de tres o cuatro días, sobre todo para aquellos que viven el día a día, o aquellos a quienes debemos garantizarles la apertura de los comedores", señaló la funcionaria porteña.

Justamente ayer el gobierno porteño pretendió abrir comedores escolares, pero le resultó imposible pues los proveedores dijeron que no estaban en condiciones de garantizar el aprovisionamiento debido al paro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.