Tendrá La Cámpora control en Ciccone

La supervisará desde la Casa de Moneda
Hugo Alconada Mon
(0)
11 de agosto de 2012  

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aún no firmó el decreto con su designación, pero el economista vinculado a La Cámpora, Esteban Kiper, ya completó ayer la primera ronda de reuniones de la que será su nueva función: vicepresidente de la Casa de Moneda.

De estrecho vínculo con el viceministro de Economía, Axel Kicillof, su arribo a la Casa de Moneda incluyó también una recorrida por la ex Ciccone Calcográfica, como para ratificar que entre sus funciones estará la supervisión de la imprenta que controlaba Alejandro Vandenbroele, cuya intervención fue dispuesta por la Presidenta el martes pasado.

El personal de la Casa de Moneda se puso en alerta de inmediato, ante la posibilidad de que el arribo de Kiper derive en el "desembarco", como lo caracterizaron, de militantes de La Cámpora en el organismo a cargo de la impresión del papel moneda.

Respetado como un profesional trabajador, honesto y "muy enérgico en la defensa de sus ideas", Kiper ya comenzó a ser presentado dentro de la Casa de Moneda como el nuevo número dos, sólo por debajo de Katya Daura.

Sin embargo, la actividad de Kiper que de inmediato más llamó la atención dentro de la Casa de Moneda fue su visita al predio de Don Torcuato de la ex Ciccone (rebautizada Compañía de Valores Sudamericana), lo que alimentó las conjeturas sobre su rol durante los próximos meses.

Katya Daura, al presentar el miércoles pasado, junto con el ministro Lorenzino, el primer informe sobre la intervención en Ciccone
Katya Daura, al presentar el miércoles pasado, junto con el ministro Lorenzino, el primer informe sobre la intervención en Ciccone Fuente: Archivo

El puesto de vicepresidente que viene a ocupar Kiper se encuentra vacante desde enero de este año, cuando se marchó Juan Claudio Tristán, un antiguo colaborador del vicepresidente Amado Boudou y su socio José María Núñez Carmona, en la firma postal OMEX, de Mar del Plata. Se marchó para presidir el Correo Argentino.

La trayectoria laboral de Kiper es opuesta, más centrada en el análisis académico que en la gestión ejecutiva. Pero el referente del Centro de Estudios Políticos (CEP) de La Cámpora y vocal titular de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA), que preside Matías Kulfas -hoy gerente general del Banco Central (BCRA)-, podría abordar a partir de ahora la gestión diaria de la ex Ciccone.

Al frente de la intervención de esa imprenta se encuentra el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, junto con Daura, otra colaboradora de Boudou desde su gestión en la Anses, según lo estableció el decreto de necesidad y urgencia 1338/2012, que fijó un plazo inicial de 60 días para la gestión de los funcionarios.

Cuando le falta poco más de un mes para cumplir 31 años, Kiper trabajó hasta ahora en el Ministerio de Economía, donde se lo conoce como un economista dedicado y "transparente", aunque su asunción como vicepresidente de la Casa de Moneda significaría su "primer gran desafío", como lo definió uno de sus allegados que dialogaron con LA NACION y confirmaron su arribo al organismo estatal, ubicado junto a la Terminal de Omnibus de Retiro.

Además de investigar y publicar documentos para AEDA y el Programa de Formación Popular en Economía (Profope), Kiper también colaboró con el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (Cefid-Ar), elthink tank de los bancos estatales.

Sus últimos textos con cierta difusión periodística se concentraron en la relación bilateral con Brasil y la evolución del tipo de cambio brasileño, aunque también expuso con claridad algunos riesgos que afrontaba la Argentina doce meses atrás, en agosto de 2011. "Si la política económica no hace nada al respecto, vamos a estar generando un déficit en cuenta corriente o va a crecer el desempleo", alertó. Por eso sugirió, tres meses antes de las elecciones presidenciales, "incentivar la sustitución de importaciones, aplicar restricciones a las importaciones e incentivar la inversión en proyectos de infraestructura".

Más planificación estatal

Cuatro meses antes, en abril del año pasado, Kiper destacó, no obstante, que el crecimiento local "es sostenible", aunque podía cambiar "de perfil" y así perder "el potencial desarrollista que lo ha caracterizado". Ante esa posibilidad, a su vez, el economista resaltó que la opción era profundizar "la intervención del Estado en la planificación del desarrollo económico".

Desde su sillón en el directorio de la Casa de Moneda, Kiper afrontará desafíos más coyunturales. El primero: cómo lidiar con el personal en conflicto con las autoridades desde hace 90 días y que trabaja desde fines de junio bajo las pautas de una conciliación obligatoria que se extenderá hasta el miércoles 22.

El personal centra sus dardos en la presidenta del organismo y sus principales colaboradores. Denuncia despidos encubiertos, "listas negras" y hasta la supuesta contratación de familiares y amigas de Daura, con salarios altos, mientras que se reclama un aumento del 30% para todos los empleados del organismo por el manejo de valores, reclamo que fue descartado de plano por las autoridades.

La futura inclusión de los trabajadores de la ex Ciccone -que continúa con la impresión de 410 millones de billetes de 100 pesos a cambio de un contrato por $ 160 millones- también reportará otro desafío que deberá resolverse durante los próximos meses. Al quedar bajo la órbita del Estado, alimenta un planteo de los empleados de la Casa de Moneda, cuyos salarios son más bajos.

Sin embargo, el personal considera que el arribo de Kiper -panelista invitado varias veces al programa oficialista 6,7,8 - podría significar un giro en la gestión. Hasta tal punto que su mera presencia dentro de las instalaciones pareció descolocar ayer a algunos funcionarios de la Casa de Moneda. "La gente de Daura iba y venía medio alterada", relataron desde adentro del organismo.

Ultimas designaciones camporistas

  • NORBERTO BERNER

    Inspector General de Justicia

    El nuevo titular de la Inspección General de Justicia (IGJ) es Norberto Carlos Berner, hijo de un militante desaparecido y una mujer que sobrevivió a los centros clandestinos. De estrecha relación con uno de los referentes de La Cámpora, el diputado nacional Eduardo "Wado" de Pedro, su arribo a la IGJ coincidió con mayores restricciones para acceder a los legajos societarios.
  • ERNESTO KREPLAK

    Subsecretario de Control Registral

    Llegó a la Subsecretaría de Coordinación y Control Registral de la mano del secretario de Justicia, Julián Alvarez. Es responsable inmediato de dos dependencias con recursos millonarios: el Registro Automotor y el Registro Nacional de Armas, que quedaron para los camporistas Marina Aballay y Matías Molle, respectivamente.
  • SANTIAGO ÁLVAREZ

    Presidente de Télam

    Fue designado a principios de este año al frente de Télam, la agencia oficial de noticias. Le atribuyen la creación del "Nestornauta", la imagen que se exhibe en los actos juveniles. Tiene llegada directa al hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner, y viene del ala universitaria de La Cámpora en la UBA.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.