Tensión entre senadores del PJ

Fuerte discusión de Cristina Kirchner y Eduardo Menem El episodio ocurrió en la sesión de anteayer El legislador habló de "barbaridades" en la justicia santacruceña La primera dama recordó la gestión menemista
(0)
26 de febrero de 2004  

La molestia de un importante sector del bloque justicialista con el polémico estilo de acumular poder de Néstor Kirchner parece estar llegando a un punto de difícil retorno, y eso quedó demostrado anteayer en el escándalo que protagonizaron Eduardo Menem y Cristina Fernández de Kirchner minutos antes de que el Senado debatiera la reforma laboral.

El conflicto estalló por las repetidas intervenciones fuera de micrófono de la primera dama opinando sobre el discurso de Menem, una actitud habitual de la senadora cuando escucha a sus colegas.

Pero, en realidad, el duelo con Menem trasluce una larga serie de desencuentros con el legislador riojano -agudizados desde que le quitaron la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores-, y, más importante aún, el germen de una crisis que podría afectar la relación del Gobierno con sus senadores. Por lo pronto, ese malestar enfrentó a Cristina Kirchner con la primera crítica directa desde el PJ que recibe su marido desde que asumió la Presidencia.

Acusaciones

"Puedo traer a colación las barbaridades que se cometieron en el Superior Tribunal de Justicia de Santa Cruz y decir a quiénes han nombrado ahí", afirmó Menem durante el arduo debate que mantuvo con su rival política en torno del rechazo de la impugnación que Eduardo Moliné O´Connor planteó contra su destitución de la Corte Suprema de Justicia.

Hasta el momento, ningún peronista había denunciado, y mucho menos en un ámbito institucional como el Senado, uno de los hechos más controvertidos de la administración Kirchner en Santa Cruz, como fue la designación al frente del Superior Tribunal de Justicia provincial del por entonces jefe del bloque de diputados peronistas santacruceños, Carlos Zannini.

Menem había replicado así a la crítica que minutos antes le había dedicado la senadora cuando dijo: "Violenta la inteligencia de los presentes que acuse a este gobierno de violar la independencia del Poder Judicial alguien que votó para la Corte a socios jurídicos suyos o a quienes se manifestaban amigos personales de quien en ese momento era presidente".

El debate rozó por momentos el ridículo, como cuando el riojano inició el enfrentamiento solicitándole al vicepresidente Daniel Scioli que hiciera callar a la senadora Kirchner porque "se la pasa cuchicheando" mientras defendía su postura a favor de Moliné O´Connor.

O como cuando Menem denunció públicamente a su propio jefe de bloque, Miguel Angel Pichetto (Río Negro), de querer echarlo de la bancada "por orden de la señora senadora por Santa Cruz".

Cuestionamientos

Varios legisladores oficialistas, que pidieron no ser identificados, se consideran víctimas de "maltrato político" por parte de los Kirchner.

"Nos dolió mucho lo que le pasó a Menem", confesó un senador de fuerte peso en su distrito y que deslizó que "existe un clima raro, como de desconfianza" en la bancada oficialista del Senado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.