Tenso debate de los candidatos porteños

Filmus, Telerman y Macri se lanzaron duros cruces por la seguridad; apuntaron contra el líder de PRO por una propuesta para crear un banco genético para violadores e hicieron hincapié en su cambio de discurso
(0)
23 de mayo de 2007  • 23:50

En un clima de gran expectativa y tensión, se desarrolló esta noche el debate televisado entre los tres principales candidatos a jefe de gobierno porteño con fuertes cruces.

A doce días de las elecciones, Daniel Filmus, Mauricio Macri y Jorge Telerman -acompañados de una decena de asesores, voceros y asistentes- se encontraron finalmente en el programa de televisión "A dos voces", que puede verse desde las 22 por la pantalla de TN, para exponer sus propuestas e intentar disputarse el voto de los que todavía permanecen indecisos para las elecciones del 3 de junio próximo.

Policía propia. El tema de la seguridad despertó una fuerte polémica entre los candidatos. Aunque los tres hicieron hincapié en la necesidad de derogar la ley Cafiero, Telerman apuntó contra Filmus al acusar al kirchnerismo de evitar la derogación de la norma. "No hay voluntad de modificar. Sino ayer hubiesen bajado a votar. Yo sé que vos querés, pero tus jefes no", manifestó.

"En los últimos diez años se quintuplicaron los delitos en Buenos Aires y crecieron un 15 por ciento en el último año", advirtió Macri, que preside el club de fútbol Boca Juniors, antes de dar detalles sobre su "propuesta integral" en materia de seguridad.

Telerman se mostró sorprendido con "el cambio de discurso" del postulante de la coalición de centroderecha Propuesta Republicana (Pro), al sostener que "antes sólo hablaba de represión y ahora utiliza la palabra prevención".

En tanto, luego de referirse a sus propuestas respecto de la inclusión social y en materia de seguridad, Macri expuso un proyecto para crear un registro de ADN para violadores que fue seriamente cuestionado tanto por Telerman como por Filmus.

El actual jefe de gobierno porteño consideró a la propuesta como una "amenaza al respeto de los derechos humanos" y Filmus lo acusó de "querer criminalizar la pobreza". En cambio, Macri se defendió y aseguró que "los que sufren la inseguridad son los más pobres".

Golpes duros. Los golpes más certeros del ministro de Educación los produjo a expensas de Telerman. Uno de ellos se produjo cuando exhibió un afiche del Gobierno de la Ciudad que incluía como parte de la "gestión Telerman" una obra en la Ribera, que está en el partido bonaerense de Avellaneda.

Además, Filmus le criticó el déficit de la ciudad, que no haya enviado proyectos para obras de educación presupuestadas, el aumento de los peajes, la convocatoria a un plebiscito sobre la policía porteña y la campaña oficial contra el paco, entre otros temas.

Telerman, en tanto, se preguntó: ¿puede gobernar alguien (por Macri) cuya familia busca relaciones económicas con el Estado? ¿Puede gobernar (por Filmus) un delegado del poder central, por más bueno que sea el gobierno? No queremos un gobernador a control remoto".

Más tarde, durante el transcurso del debate, Filmus recogió el guante y le respondió a Telerman: "vos dijiste que querías ser el candidato del presidente, y ni te aceptaron como títere".

El actual jefe de gobierno porteño se refirió al ministro de Educación como "un delegado del gobierno nacional" que de ganar encabezaría "un gobierno a control remoto, esperando las decisiones de arriba".

Cerca del final del debate, Filmus respondió gentilezas y leyó declaraciones de Telerman en las que se proponía como candidato del kirchnerismo. "Te ofreciste como candidato y no te aceptaron", le enrostró.

Los candidatos debatieron además sobre educación, salud y transporte, y sobre la visión de ciudad y espacio público.

Para ello, contaron con un minuto y medio para exponer sus propuestas, un minuto de réplica, y nueve minutos por tema para debatir libremente.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.