Tenso inicio del juicio por la ESMA

Entre insultos y protestas, Astiz, Acosta y otros 16 ex oficiales se sentaron en el banquillo
(0)
12 de diciembre de 2009  

Finalmente, Alfredo Astiz y Jorge Acosta ("Tigre") se sentaron en el banquillo de los acusados y son juzgados en juicio oral y público por delitos de lesa humanidad, ocurridos en el centro clandestino de detención que funcionó durante la dictadura en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

La audiencia estuvo marcada por las protestas de los querellantes y los familiares de las víctimas cuando se cruzaron con los acusados. Sobre todo, hubo un momento de tensión al final del día, cuando Astiz mostró al público un libro titulado Volver a matar, y despertó insultos (ver aparte).

Astiz y Acosta, que fue jefe de inteligencia de la ESMA y jefe de hecho del Grupo de Tareas 3.3.2, no estarán solos. Ante el Tribunal Oral Federal N° 5 se sientan otros 18 imputados, entre quienes figuran Antonio Pernías, Jorge Radice, Juan Carlos Rolón y Ricardo Cavallo (que estuvo detenido en España y en México por esta causa).

Todos los nombrados se desempeñaban en el Grupo de Tareas 3.3.2 de la ESMA, donde estuvieron detenidas clandestinamente más de cinco mil personas.

La causa investiga numerosos crímenes cometidos por los marinos de la ESMA, entre ellos los del escritor Rodolfo Walsh, las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet y las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo Mary Bianco, Esther de Careaga y Azucena Villafor de Vicente.

El juicio se había aplazado tres veces. Ayer, comenzó con la lectura del dictamen acusatorio del fiscal federal Eduardo Taiano, en medio de una enorme expectativa.

El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y decenas de activistas humanitarios presenciaron la primera audiencia, al igual que el embajador de Francia en Buenos Aires, Jean-Pierre Asvazadourian.

El ex jefe de la Armada e integrante de la junta militar, el ex almirante Emilio Massera también estaba imputado en esta causa, pero quedó excluido por insania mental.

La suerte de Astiz, en cambio, parece estar cerca de definirse. El ex marino es uno de los personajes emblemáticos del sistema represivo de aquella época. Se infiltró en el grupo de la iglesia de la Santa Cruz y marcó para su secuestro a las monjas francesas y a las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo. A diferencia de los otros marinos que estaban de traje y corbata, Astiz vestía jeans, suéter azul y camisa blanca.

Otro de los imputados es el ex prefecto Juan Antonio Azic, que se apoderó y crió como propia a la actual diputada Victoria Donda, nacida en cautiverio.

Juan Carlos Fotea y Cavallo están imputados de haber participado en el secuestro de Rodolfo Walsh.

Por su responsabilidad en la jefatura del GT3.2.2, también enfrenta cargos el vicealmirante Oscar Montes, que llegó a ser vicecanciller durante el Campeonato Mundial de Fútbol de 1978. Pernías, Rolón y Raúl Scheller participaron en secuestros y torturas, mientras que Radice, ex teniente de navío, administraba los bienes robados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.