Timerman se molestó con la AMIA por sus exigencias

Memoria Activa dijo que el canciller se comprometió a que los iraníes serían indagados y que lo iba a ratificar por escrito
Hernán Cappiello
(0)
1 de febrero de 2013  

El canciller Héctor Timerman se molestó con las autoridades de la AMIA luego de que dijeron en un comunicado que el ministro se había comprometido a negociar la redacción de un anexo al acuerdo original con Irán, que debería ser aprobado por ese país, en el que se diría que los sospechosos serán indagados con las formas legales argentinas.

Timerman -según dijeron a LA NACION fuentes de la comunidad judía- llamó anteanoche a Guillermo Borger, presidente de la AMIA . Molesto, le reprochó los términos del comunicado que había difundido minutos antes la entidad, porque hablaba de redactar ese anexo al memorándum original, que es "inmodificable", según les dijo el canciller.

En aquel texto decía la AMIA que "en virtud de los consensos alcanzados el señor canciller se comprometió a realizar los esfuerzos necesarios a fin de acordar con la República Islámica de Irán" que el juez Canicoba Corral, junto al fiscal Alberto Nisman , "tomará declaración indagatoria a los imputados requeridos con circular roja por Interpol. Y que se harán según el Código Procesal Penal argentino", en la embajada argentina.

Además, la AMIA reclamó que se ponga por escrito que no se pondrá en riesgo "la vigencia de las circulares rojas de Interpol" y que la comisión de juristas será solamente veedora y asesora de ambos poderes ejecutivos. Quieren que conste que se constituirá, como dijo el canciller, como máximo en 60 días a partir de la aprobación del Congreso del acuerdo con Irán.

Además, pidieron que los términos de esta interpretación del acuerdo "sean formalmente convalidados por la República Islámica de Irán y que sean enviados, como anexo, formando parte integrante del Memorándum de Entendimiento que se someterá a la aprobación del Congreso".

Timerman le habría dicho a Borger que no podía garantizar que Irán acepte los términos a los que, según dice la AMIA, se había comprometido en la reunión del martes con la dirigencia comunitaria y los familiares de las víctimas del atentado de 1994 . Timerman había sostenido que el acuerdo firmado era inmodificable, por lo que Borger sugirió el "anexo".

Ayer, a la queja de la AMIA se sumó Memoria Activa, que reúne a familiares de las víctimas. En un comunicado más explícito dijeron que Timerman se comprometió en la reunión del martes a introducir aclaraciones al memorándum, que son "bases innegociables del mismo y que serán ratificadas por el gobierno argentino por escrito".

Básicamente dijeron que Timerman se comprometió a que los acusado serán indagados en Teherán bajo el Código Procesal argentino por el juez y el fiscal de la causa y que las alertas rojas y pedidos de captura de Interpol se mantendrán vigentes. Ademas, que la comisión que se creará para analizar la causa "sólo asesorará" a los dos gobiernos y que "el Poder Ejecutivo aceptó recibir sugerencias de familiares de las víctimas en la nominación de integrantes de la comisión".

Memoria Activa dijo que en la medida en que se cumplan estos puntos -sólo para obtener verdad y justicia en el proceso judicial- apoya el acuerdo con Irán. "Se habló de esto y Timerman dijo que así iba a ser. Se comprometió a estos puntos", dijo ayer a LA NACION Adriana Reisfeld, de Memoria Activa, y dijo que como Cancillería no había realizado ningún comunicado ellos prefirieron aclarar qué es lo que se había conversado en la reunión.

Pablo Jacoby, abogado de Memoria Activa que estuvo en el encuentro, añadió: "Se le preguntó a Timerman si el juez Canicoba Corral podía ordenar la detención de los sospechosos en Irán y contestó que no lo podía garantizar y que había que ir paso a paso".

"Timerman aceptó estos puntos y no explicó si los iba a negociar de nuevo con los iraníes. El memo dice una cosa y a lo que el canciller se comprometió son otras cosas distintas. Aceptó estos puntos, pero no entiendo cómo los va a llevar adelante", dijo Jacoby.

El juez Canicoba Corral pidió las capturas de los iraníes para indagarlos. Por eso, una vez que lo haga debe levantarlas y tiene diez días para dictar el procesamiento, sobreseimiento o una falta de mérito de los acusados. Si procesa a alguno, entonces debería nuevamente pedir su detención, la que debería de nuevo pasar el filtro de Interpol.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.