El atentado. Timerman se molestó con la AMIA por sus exigencias