Tironeada entre Macri y Massa, la UCR intenta redefinir su estrategia

Los candidatos a gobernador se reunirán con Sanz para discutir alianzas; podrían debatir una interna ampliada que incluya al jefe de Pro y al líder del Frente Renovador
Los candidatos a gobernador se reunirán con Sanz para discutir alianzas; podrían debatir una interna ampliada que incluya al jefe de Pro y al líder del Frente Renovador
Lucrecia Bullrich
(0)
16 de noviembre de 2014  

A puertas cerradas y sin más invitados que los estrictamente necesarios. Así, los principales dirigentes de la UCR se reunirán mañana para lo que ellos mismos llaman "la cumbre de San Fernando", en la que intentarán definir el rumbo del partido tras el cimbronazo que provocó la invitación de Mauricio Macri a Ernesto Sanz y Elisa Carrió a compartir las próximas PASO.

En la previa del almuerzo, en el restaurante Bahía San Fernando, las posiciones en pugna están claras. Por un lado, con el jefe del partido y precandidato a presidente de UNEN, Ernesto Sanz a la cabeza, están los que defienden la alianza con Pro como clave para asegurar triunfos en las provincias, más bancas en el Congreso y mayor competitividad en la carrera presidencial.

En un segundo grupo cierran filas los impulsores de arreglar con Massa, en detrimento de Macri, pero sin prescindir de él del todo. Lo capitanean dos de los candidatos a gobernador con más chances de desbancar al kirchnerismo en sus provincias: el jujeño Gerardo Morales y el tucumano José Cano.

Son los mismos que sacudieron la interna sacándose fotos con Massa, no sólo para sumar su apoyo, sino también (y sobre todo) para ponerle freno al crecimiento de Macri, "marcarle un límite". Lo acusan de haberse "agrandado" con la pretensión de exigir apoyo a su candidatura a cambio de no presentar candidatos propios en las provincias en las que la UCR puede ganar.

En las últimas horas cobró fuerza la posibilidad de que este grupo proponga una interna "con todos adentro", es decir, los precandidatos que "sobrevivan" de UNEN, Macri y Massa. Morales es uno de los promotores, aunque admite que la idea no tiene muchas chances de prosperar. Implicaría, además de un cisma en el partido, romper con Carrió y con la centroizquierda de UNEN. Hermes Binner, GEN y Libres del Sur nunca aceptarían compartir interna con Massa. Tampoco con Macri.

Al frente del tercer grupo está Julio Cobos, el otro candidato a presidente radical, que quiere dejar las cosas como están: rechazar cualquier ampliación del FAU y pedir que se reúna la Convención Nacional de la UCR.

También se esperan planteos directos a Sanz para que baje su candidatura o deje la conducción de la UCR. No son pocos los que cuestionan su doble condición de candidato a presidente y mandamás del partido.

Los actores centrales de la disputa

El radicalismo exhibe hoy distintas posturas sobre las alianzas electorales

Gerardo Morales

Senador nacional

El "amor" por Mauricio Macri se desvaneció cuando el jefe de Pro quiso "canjearle" apoyo a su candidatura a gobernador de Jujuy por reciprocidad para su postulación presidencial. Molesto, hace poco más de un mes, se sacó una foto con Sergio Massa y se puso al frente de la campaña para que la UCR acuerde con el Frente Renovador de cara a las PASO del año que viene. Más interesado en su candidatura a gobernador que en el futuro del Frente Amplio-UNEN como alternativa nacional, necesita garantizarse los votos que pueda sumar del peronismo no kirchnerista de su provincia. Enfrenta al kirchnerismo dividido entre Eduardo Fellner y Milagro Sala con buenas chances de ganar. Mañana será una de las voces del acercamiento a Massa. Promueve una segunda opción: una interna compartida por todos los candidatos de la oposición.

Julio Cobos

Diputado nacional

A diferencia de otras épocas convulsionadas de la UCR, que lo tuvieron como protagonista, Cobos espera la reunión de mañana con la tranquilidad de saber que, esta vez, no tendrá responsabilidad directa en una eventual fractura de su partido. Es de los que creen que el Frente Amplio-UNEN tiene que seguir como hasta ahora, sin buscar acuerdos ni con Macri ni con Massa. Su apuesta de máxima es que Sanz baje su candidatura y, la de mínima, que pida licencia como presidente del partido. También aspira a que su rival convoque a la Convención Nacional para que cualquier definición sobre la política de alianzas para las elecciones del año próximo quede formalizada en ese ámbito. "Que tengan que poner la cara", deslizan a su lado. Cerca de Sanz ven muy poco probable que el órgano partidario se reúna este año.

José Cano

Diputado nacional

Igual que Morales, tiene buenas chances de derrotar al kirchnerismo en su provincia, Tucumán. Pro forma parte del Acuerdo Cívico y Social, el frente que lidera Cano, desde 2011. Sin embargo, el tucumano es uno de los defensores de la "opción Massa", aunque no para reemplazarla por el apoyo de Macri, sino para sumar ambos y asegurarse la gobernación. De hecho, habla con los dos. También en línea con Morales cree que el mejor escenario es el de una interna ampliada con todos los candidatos opositores: Cobos, Binner, Carrió, Sanz, Solanas, Macri y Massa. Cree que sería la mejor manera de enfrentar al kirchnerismo, tanto a nivel nacional como en las provincias en las que la UCR puede ganar. Otros radicales que prefieren a Massa son los también candidatos Ricardo Buryaille y Luis Naidenoff, ambos formoseños.

Ernesto Sanz

Diputado nacional

Dejó la pelota en la cancha de Mauricio Macri hace exactamente una semana, cuando dijo que le gustaría competir en una interna con él. Macri no tardó en redoblar la apuesta e invitarlo a concretar su deseo, junto con Elisa Carrió. Desde entonces, enfrenta un escenario complejo y crucial, para su partido y también para el Frente Amplio-UNEN. Como presidente de la UCR estará al frente de la reunión de mañana en San Fernando y deberá terciar entre las distintas facciones de su partido. Al mismo tiempo, deberá defender su posición, que es la de acordar con Pro y cuidar el futuro del FAU, además de evitar fracturas en la UCR. Adicionalmente, afrontará planteos directos de sus correligionarios, tanto del cobismo como de los más cercanos a su conducción, para que baje su candidatura. Es algo que varios radicales le sugieren, más o menos directamente, desde hace meses, pero que ahora pueden volver a hacer con un fundamento adicional al flojo desempeño en las encuestas: su estrategia como candidato a presidente podría chocar con la del partido y derivar incluso en una nueva fractura. Desde que Macri propuso la interna conjunta, Sanz mantuvo un estricto silencio público. Hasta anoche, cuando se mostró en el programa Los 8 escalones.

Ricardo Alfonsín

Diputado nacional

Fue de los primeros en advertir que una interna común con Pro podría tener "consecuencias graves" para el radicalismo. Es además uno de los más férreos detractores de cualquier alianza, tanto con Macri como con Massa. "Un acuerdo con cualquiera de los dos es absolutamente inadmisible. Nos asociaría con más de lo mismo y sólo aportaría más confusión ante la gente", aseguró Alfonsín a LA NACION. Aunque sin predicamento fuerte en el partido a nivel nacional, Alfonsín controla la UCR bonaerense, pieza fundamental del armado del Frente Amplio-UNEN en la provincia, donde el espacio todavía no tiene candidato a gobernador. El diputado impulsa la candidatura de Cobos, por lo que podría ser uno de los "voceros" de la postura del ex vicepresidente en el almuerzo de mañana en San Fernando.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.