Todos elogiaron la movilización

Tras la marcha, el Gobierno y la oposición reconocieron el valor del reclamo
Laura Capriata
(0)
24 de abril de 2004  

Esta vez la masiva marcha contra la inseguridad no tomó por sorpresa a los miembros del Poder Ejecutivo.

A diferencia de la primera convocatoria, que encontró desprevenidos a todos en el Gobierno, ante esta segunda movilización ya sabían a qué atenerse. Por eso el día después fue menos traumático.

En los pasillos de la Casa Rosada varios funcionarios destacaron que el Gobierno "está en permanente contacto con Blumberg"; fueron el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el ministro del Interior, Aníbal Fernández, los encargados de brindar la opinión oficial sobre el tema.

"Muchas de las cosas que ha planteado Blumberg son hechos reales y hay que ver de qué manera se resuelven", dijo Alberto Fernández en declaraciones radiales.

El jefe de Gabinete elogió "la solidaridad y el compromiso" expresados por los participantes de la movilización y señaló que la impunidad es "uno de los mayores causantes de la inseguridad".

Fernández cuestionó a la oposición, por no haber "ofertado ningún plan de seguridad" y a la policía, a la que calificó como "más dispuesta al delito que a cuidar a los ciudadanos".

En tanto fue el ministro del Interior, Aníbal Fernández, quien se ocupó de analizar al detalle los puntos del petitorio presentado en Tribunales y se mostró en contra del pedido de elegir fiscales y comisarios por el voto popular. "El señor Blumberg tiene una visión muy americana de la situación y mucho de lo que él plantea tiene que ver con conductas norteamericanas. En ese sentido, no coincido con su manera de pensar", sostuvo Fernández sobre ese tema puntual.

En cambio, expresó su coincidencia con en el pedido de ampliar el horario de trabajo de los Tribunales: "Se tendría que trabajar para ampliar el horario y duplicar el tiempo [laborable], porque hay muchísimas causas atrasadas", señaló.

Desde la oposición hubo elogios para la movilización del jueves, aunque matizados con algunas críticas y reclamos al Gobierno. El líder de Recrear, Ricardo López Murphy, destacó la convocatoria y consideró importante que se haya logrado mantener "el atractivo y la motivación", algo nada fácil, en su opinión.

"La marcha me impresionó mucho" confió López Murphy ante la consulta de LA NACION, y la calificó como "un reclamo de calidad institucional muy valioso, hecho con seriedad".

Para el ex candidato presidencial de Recrear se trata de una demanda muy razonable. "Espero que sea atendida", reflexionó.

También Elisa Carrió, titular de Afirmación para una República Igualitaria (ARI), elogió la movilización, y agradeció que Blumberg fuera "un moderado".

"¿Qué hubiera pasado si se tratara de un padre como [Carlos] Ruckauf?", se preguntó Carrió, en referencia a la línea de pensamiento del ex gobernador bonaerense. "Hay que agradecer que [Blumberg] sea un moderado."

También destacó que el padre de Axel "hace un esfuerzo enorme por construir reclamos de la ciudadanía".

En la misma línea crítica, la conducción nacional del radicalismo dijo que la marcha fue la muestra de que la sociedad "no da más con la inseguridad" y criticó la gestión del ministro de Justicia, Gustavo Beliz, en el área.

"Esto ratifica que el caso Blumberg es el disparador y el canal de todo un pueblo que no da más con la inseguridad", dijo el senador Gerardo Morales, secretario general de la Unión Cívica Radical (UCR).

Morales dijo a LA NACION: "Si los delincuentes saben que no van a ser apresados, y que en caso de ser detenidos la condena no se va acumplir, la delincuencia crece" y calificó la gestión de Beliz como un fracaso.

"Beliz ha fracasado en su gestión, porque estos anuncios los había hecho en junio, replanteado en noviembre, y ahora los reitera, y les agrega cosas que sacó de proyectos del Congreso", criticó Morales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.