Todos los días se cortan rutas para reclamar mejoras sociales

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
El Ministerio del Interior sigue con atención diferentes movimientos de protesta
(0)
30 de octubre de 2000  

Los cortes de rutas han dejado de ser un hecho excepcional para convertirse en un método eficaz de reclamo de mejoras laborales y sociales. Aunque sea por pocas horas, se registra en todo el país al menos uno por día. Ese es el frío recuento que, desde la Gendarmería, le llega al Gobierno: 307 manifestaciones en los primeros 301 días del año.

El recuerdo lleva a General Mosconi, a ese mayo de piedras, balas y gases en la ruta nacional Nº 34, a ese desalojo de piqueteros salteños que puso el mayor pico de tensión social. Hasta el propio presidente Fernando de la Rúa tuvo que disipar los rumores sobre estallidos que, por suerte, nunca se dieron. Hoy no hay violencia. Como si los cortes hubiesen quedados aferrados como única forma de protesta que no necesita de aparatos sindicales para trascender.

Viernes 27 de octubre. Día 301 en el año. Recuento de cortes de rutas según los partes diarios de la Gendarmería: 307. Los piquetes son más si se toman en cuenta que en una protesta puede impedirse el paso en varios puntos de la misma ruta. Unos 670 registrados.

Una ojeada a los despachos de las agencias de noticias del día anterior muestra: ruta 3, a la altura del kilómetro 35, en La Matanza, cortada por trabajadores y desocupados que reclaman sueldos del Plan Trabajar; productores de porotos se apostaron en la ruta nacional 34, en Rosario de la Frontera, Salta, en espera de soluciones para el sector; en Jujuy, amenazan con cortar la ruta nacional 34 los trabajadores del ingenio azucarero La Esperanza, por sueldos atrasados; son unos 1500 pobladores.

De nuevo el viernes 27, cerca de las 15.30. El subsecretario de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior, Walter Ceballos, conversa telefónicamente con LaNacion. Lee el informe que le alcanzaron al mediodía sobre la situación social del país. Son muchos minutos en los que se detallan huelgas y problemas. Son temas seguidos por prevención, aunque en el comienzo parezcan cuestiones municipales y no nacionales. Nadie quiere otro General Mosconi.

"Hoy no hay provincia que esté en peligro de desborde social", afirma Ceballos, negociador del Gobierno en los casos de Corrientes y General Mosconi-Tartagal. Se mejoró desde entonces, pero trabajo no le falta. Los casos siguen.

En ese mediodía de viernes sólo hay un corte de ruta. Sobre la ruta nacional 11, a la altura del pueblo formoseño de Puerto Libertad, trabajadores impiden el tránsito en reclamo de sueldos impagos. Un corte concreto. Varios que pueden llegar.

Control de movimientos

Los datos de inteligencia apuntan en el Ministerio del Interior que movimientos de zafreros y desocupados jujeños significan ese día un potencial corte de la ruta 34. Otras 300 personas especulan con colocarse en el medio de la ruta 258, en El Bolsón, en protesta por la posible quita de subsidios al gas en el Sur. La ruta 34 podría ser interrumpida en Salta por productores agropecuarios. Desocupados que piden planes Trabajar amenazan con cerrar el paso de Entre Ríos a Santa Fe. Municipales santafecinos de General Bermúdez también se acercan a las rutas. Indigentes de Rosario cortarán la carretera de acceso a esa ciudad.

En Tucumán se marcan dos conflictos como los más importantes del día. Empleados municipales de Tafí Viejo pueden cortar la ruta 38 por el atraso de dos meses de salarios; sobre la misma ruta, pero en Aguilares, unas 600 personas realizan cortes alternados de una hora cada cuatro por problemas con los planes sociales de la provincia. Estos son sólo los datos referidos a cortes de rutas en proceso o potenciales en uno de los tres partes diarios sobre la situación social.

"De todos esos informes, son pocos los que llegan a concretarse en cortes de rutas. Sin embargo, son una medida para que sepamos cómo evolucionan diferentes conflictos y estemos atentos para ayudar", comentó Ceballos, que antes de la comunicación con La Nación había escuchado a trabajadores de la ex fábrica Aurora. Esa fábrica que funcionó en Ushuaia fue uno de los iconos, en 1993, de la violencia social en forma de piquetes callejeros, cuando su protesta terminó con la muerte de un obrero.

En la infografía que acompaña la nota puede verse el detalle de los cortes en este año. Para el subsecretario de Relaciones con las Provincias hubo una disminución en los últimos meses. Explica los motivos: "Primero, los gobiernos provinciales dejaron de insuflar estos problemas porque saben que se les pueden ir de las manos; segundo, se normalizaron los pagos de los planes Trabajar, que por más que son menos este año, se pagan a tiempo. No hay que olvidarse de que en los primeros tres meses de este año tuvimos que hacernos cargo de 37.000.000 de pesos no abonados por el gobierno anterior. Tercero, empezaron a funcionar los proyectos de asistencia social, y cuarto, hubo cierta mejora en algunas cosechas, por lo que se alivió un poco la tensión de los pequeños productores.

"Falta ahora -agrega Ceballos- que las provincias se comprometan en obras públicas, algo que este año faltó."

El conflicto azucarero en Tucumán y problemas frutihortícolas en Río Negro figuraron en la "agenda anticrisis". El norte jujeño, el sur tucumano, el noroeste de Salta, Misiones, Chaco... son puntos de atención. Como Entre Ríos. La provincia encabezada por el radical Sergio Montiel sufrió como pocas los paros de camioneros y productores agropecuarios. Hace quince días, un destacamento móvil de la Gendarmería estuvo dos veces en alerta porque podía ser necesario en Concordia. Fue el último pico de tensión.

El seguimiento de estas situaciones es permanente desde el Ministerio del Interior, donde dicen que lograron quitarles protagonismo a activistas infiltrados. Se intenta dar soluciones en lo posible. Con la táctica de ir a los lugares mediante funcionarios municipales, provinciales o nacionales para escuchar los reclamos. Todo cambió desde el incidente en General Mosconi.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.