Tras el hallazgo de las bóvedas, revelan que el monasterio donde cayó López tenía "modernas cámaras de seguridad"