Tras las acusaciones de la Casa Rosada, Biolcati admitió que sus dichos fueron "poco felices"

El presidente de la SRA reconoció que pudo haberse equivocado al pedir "descabezar la gobernación" bonaerense, pero dijo que si fuera el mandatario pondría su "renuncia a disposición"; Aníbal Fernández lo había tildado de "golpista" y Boudou había considerado "vergonzosos" sus dichos
(0)
11 de diciembre de 2009  • 14:42

Las declaraciones del presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, ayer durante el acto del campo en El Rosedal desataron una polémica con renovados cruces entre el dirigente y el Gobierno.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, había cuestionado que el ruralista haya pedido "descabezar" la gobernación bonaerense y por la tarde Biolcati admitió que la expresión había sido poco feliz, aunque renovó y reforzó sus críticas a la Casa Rosada.

"Golpe de facto". "Es un golpista hecho y derecho que promueve un accionar contrario al derecho. Sus declaraciones son un golpe de facto tratando de buscar una salida a las cosas", dijo Fernández sobre las alusiones de Biolcati contra Scioli. "Que tenga expresiones de estas características no me tiene que asombrar", completó, en declaraciones a radio Millenium.

"Le gustaría acelerar las gestiones de la presidenta Cristina Kirchner y de Scioli como en los viejos tiempos, con color verde oliva y dando instrucciones con una marcha militar como música de fondo", aseguró.

En este punto, el jefe de Gabinete cuestionó las motivaciones de la convocatoria de ayer. "Fue un acto político que la oposición tiene derecho a hacer. Pero no es el campo el que se expresaba ahí. Se expresaban dirigentes de algunas asociaciones del campo", dijo.

Tambíén el ministro de Economía, Amado Boudou, cuestionó al ruralista. En declaraciones a periodistas difundidas por el Palacio de Hacienda, tildó los dichos del dirigente de "lamentables y vergonzosas" y las atribuyó a "reacciones emparentadas con la violencia" que, afirmó, "tienden a un clima de crispación".

"Poco feliz". La réplica de Biolcati llegó por la tarde, en un reportaje con radio Continental. Admitió que "el término pudo haber sido poco feliz" en alusión a su pedido para "descabezar" la gobernación.

Sin embargo, aseguró: "Lo que quise decir, a lo mejor usando mal el término, es que la responsabilidad no se agota en ese nivel sino que está más arriba".

Y añadió: "Creo que si estuviera en la situación de él [por Daniel Scioli] pondría mi renuncia al menos a disposición de la Legislatura. Nadie habla de echarlo, lo que se está hablando es de lo que yo haría como individuo".

Contra Moreno. Más tarde, la Sociedad Rural difundió nuevas declaraciones de Biolcati en las que el ruralista reforzó el reconocimiento de que pudo haberse excedido, con las críticas al Gobierno por el manejo de la seguridad. "Puede haber sido una expresión desafortunada, pero también es desafortunado que no haya responsables políticos en el tema de la inseguridad".

Incluso volvió a la carga contra el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. "Los productores están sumamente preocupados e irritados por la nueva intervención de Moreno en el Mercado de Liniers, algo que el ministro [de Agricultura, Julián] Domínguez prometió que no iba a ocurrir más. Esto pone de manifiesto la falta de voluntad o la imposibilidad de Domínguez para resolver algunos temas", remató.

Intenciones. Por su parte, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, afirmó que en la Comisión de Enlace "no hay ninguna intención" de que no se cumplan los mandatos constitucionales, y consideró que la declaración de Biolcati "fue una frase poco feliz".

"Es una expresión del fragor de ese momento y de ninguna manera una expresión antidemocrática", indicó Buzzi a radio Continental. Además, manifestó que los integrantes de Comisión de Enlace no pretenden "adelantar los procesos electorales" ni buscan modificar o alterar el respeto a las instituciones.

Además, Buzzi destacó la presencia de dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) ayer en Palermo. "Eso habla muy bien de la incorporación de un criterio de amplitud de los empresarios, que no significa romper con Olivos o con la Casa Rosada, sino ampliar su espectro de visión y venir a un acto a escuchar", concluyó.

Qué pasó. Con discursos de fuerte contenido político, cargados de referencias a la pobreza, la inseguridad y la corrupción, el campo volvió a movilizarse ayer, esta vez para "saludar" al nuevo Congreso. En los bosques de Palermo, la Comisión de Enlace de entidades agropecuarias pidió que se modifique el Consejo de la Magistratura y la ley de coparticipación federal, fustigó "el capitalismo de amigos" y, con varias referencias al trágico caso Pomar, criticó duramente la política de seguridad del gobernador Daniel Scioli.

El acto tuvo una fuerte presencia opositora. Estuvieron los diputados nacionales Francisco de Narváez, Felipe Solá y Ramón Puerta (Peronismo Federal), Elisa Carrió (Coalición Cívica), Ricardo Alfonsín (UCR) y el senador Luis Juez (Frente Cívico), entre otros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.