Tras las fuertes críticas, Fernández buscó justificar el freno a una orden judicial

Atribuyó la decisión de impedir un allanamiento en el gremio de Aeronavegantes a la existencia de dos sentencias judiciales "contrapuestas"; "No podíamos permitir un enfrentamiento", dijo; la Cámara laboral suspendió el desalojo
(0)
17 de diciembre de 2009  • 14:52

Con una larga conferencia de prensa que ofreció en la Casa Rosada, Aníbal Fernández justificó haber frenado la orden de un juez para allanar el gremio de los Aeronavegantes.

Dijo que su decisión implicó "cumplir y hacer cumplir la Constitución" y aseguró haberla tomado para "evitar enfrentamientos" que pudieron haber terminado con muertos o heridos.

Tras una pormenorizada reseña de la disputa entre dos listas enfrentadas por la conducción del gremio, una de ellas liderada por Alicia Castro, Fernández aseguró: "Estábamos frente a dos sentencias judiciales antagónicas de imposible cumplimiento y, con dos sectores en pugna, cualquier acción implicaba una situación de enfrentamiento".

Enseguida, añadió: "No es obligación del Estado reprimir en estos casos. Y menos terminar en situaciones con personas heridas y eventualmente muertas", se justificó.

En el mismo sentido, agregó: "Tuve que bregar por lo mejor: busque una salida para no tener que reprimir a nadie. Tenía que garantizar que nadie fuera lastimado o perdiera la vida".

Los fallos judiciales "contrapuestos" a las que aludió Fernández son uno que en 2006 determinó que en las elecciones del gremio se había impuesto la lista celeste y otro que en noviembre pasado dictaminó que había triunfado la lista verde.

Fernández habló ante la prensa horas después de que la justicia laboral suspendiera una orden de desalojo del gremio en el que se originó el conflicto por una pelea entre dos listas que se disputaban la conducción del sindicato.

Desalojo interrumpido. La jueza laboral Beatriz Ferdman intentó ingresar esta mañana en la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) para poner en funciones a las autoridades de la lista Celeste, declarada ganadora de las elecciones de 2006 por un fallo de la IV de la Cámara de Apelaciones del Trabajo.

Sin embargo, el desalojo fue interrumpido por la orden de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, que fijó una audiencia de conciliación entre las partes en conflicto, las dos listas que se disputan la conducción del gremio.

De esta manera, la Cámara suspendió la medida cautelar que había dispuesto en primera instancia la jueza Beatriz Ferdman, que ordenaba el desalojo de la sede gremial y la entrega a la lista opositora de la sede gremial.

En declaraciones al canal TN, Ferdman consideró "inaudito que el Poder Ejecutivo o cualquier otro poder se inmiscuya en las decisiones de la Justicia". Y afirmó: "Deben ser cumplidas, más allá de los recursos que se pueden interponer, pero siempre dentro de este ámbito".

Además, la magistrada recordó haber librado un oficio para poner en conocimiento al juez penal "sobre el inmcumplimiento en que incurrió el Ministerio de Trabajo en la ejecución, para que evalúe si hay un delito o no de desobediencia".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.