Tras su paso por Wall Street, Kirchner se siente más cerca de los mercados