Tratará el Congreso la nueva moneda

Será el argentino, que circulará a la par de pesos y dólares, pero no estará atado a la divisa norteamericana; se podrá devaluar
(0)
27 de diciembre de 2001  

El Gobierno anunció ayer la creación de una tercera moneda, el argentino, que circulará a la par de los pesos y los dólares y entrará en vigor una vez que el Congreso sancione una ley a tal efecto. Los legisladores ya empezaron a discutirla.

El argentino funcionará igual que el peso porque se tratará de una moneda de curso legal.

Se informó que con ella se podrá hacer cualquier transacción, desde pagar salarios en los ámbitos estatal y privado hasta saldar deudas. Tendrá poder cancelatorio y servirá como reserva de valor.

A diferencia del peso, la nueva moneda no será convertible al dólar ni su paridad quedará atada a la divisa norteamericana. Su cotización será determinada por el mercado y flotará libremente con respecto al dólar, por lo que será susceptible de devaluación. Si se deprecia, dificultaría el pago de créditos en dólares.

"La gente decidirá"

"La gente decidirá el valor de la tercera moneda en la medida en que la acepte", dijo el secretario de Hacienda, Rodolfo Frigeri. "Pretendemos que se cotice 1 a 1 con el peso y el dólar", declaró el funcionario, que ratificó la convertibilidad.

El respaldo del argentino consistirá en nuevos bonos nacionales. A su vez, estos títulos estarán garantizados por "todos los bienes del Estado nacional", según informó ayer el presidente Adolfo Rodríguez Saá.

La tercera moneda, por lo tanto, contará con el aval de los "inmuebles, las tierras fiscales, la Casa Rosada, el Congreso y las embajadas de la República Argentina", dijo el Presidente.

"Esto lo aplicó Alemania: emitió una nueva moneda respaldada por el patrimonio público", agregó ayer el nuevo presidente del Banco Nación y mentor de la idea de la tercera moneda, David Expósito.

El argentino "no tendrá vencimiento y no devengará intereses", dijo Expósito. "Hay que aclarar que el argentino no es un bono y es dinero", afirmó el economista y conductor de un programa de televisión por cable, poco después de asumir el cargo.

El titular del Banco Nación dijo que los bonos que respaldarán al argentino quedarán asentados en el balance del Banco Central como contrapartida de la emisión del nuevo dinero.

Los sueldos y los plazos fijos podrán retirarse en su totalidad de los bancos, pero en argentinos. Esta medida, que se aplicará cuando el Congreso la apruebe, tal vez a principios de enero, permitirá extraer los depósitos a plazo en dólares, aunque no en la divisa norteamericana sino en su equivalente en argentinos. Por ejemplo, si un ahorrista tenía 1000 dólares y la nueva moneda se deprecia un 20%, podrá retirar 1200 argentinos.

Hasta fines del mes próximo no se podrán emitir los nuevos billetes, según reconoció Frigeri. Mientras tanto, se podrán extraer los sueldos y los plazos fijos con cheques de viajeros nominados en argentinos, añadió el funcionario.

El peso seguirá como moneda convertible para evitar así una quiebra del sector privado y del propio Estado, que está endeudado en dólares, indicó Expósito. "El argentino será la moneda que nos permitirá reactivar los sectores productivos de la vida nacional", se ilusionó Rodríguez Saá. "Permitirá generar planes de justicia social, cumplir con las provincias y pagar a los acreedores internos."

Frigeri considera que la tercera moneda "puede ayudar a recuperar la iliquidez fenomenal que existe". Prometió disciplina fiscal, aunque no dijo cómo, y anticipó que la congelación de depósitos se levantará el día, aún indefinido, en que retorne la confianza de los ahorristas.

Prioridad en el Congreso

La creación por ley de una tercera moneda es la prioridad que tiene el Congreso para los próximos días, según resolvieron ayer los jefes de los bloques parlamentarios del justicialismo con las autoridades del Ejecutivo.

El jueves próximo es el día fijado para que las dos cámaras apuren la sanción del proyecto de ley que terminaba de elaborar anoche Frigeri.

"Falta definir qué tipo de respaldo tendrá la moneda. No queremos que sea un bono más y que nadie lo acepte. Hace falta previsibilidad, porque la situación financiera es gravísima y se necesita circulante", reconoció uno de los diputados que participó ayer de reuniones en el Palacio de Hacienda. El lanzamiento de una nueva moneda no convertible sólo puede garantizarse por medio de una ley, ya que requerirá modificar la carta orgánica del Banco Central y -tal vez- la ley de convertibilidad.

Patacones

Los jubilados y pensionados de la provincia de Buenos Aires podrán percibir a partir de hoy, en patacones, el saldo pendiente del sueldo de diciembre. Igualmente, el Ministerio de Economía de la provincia aclaró que "la aceptación del cobro es voluntaria" y que se puede optar por esperar y percibir el cobro en pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.