Tres años de duras críticas y denuncias

Dos informes, uno oficial y el otro del Cipce, cuestionaron la gestión de Falduto en la Unidad
(0)
27 de diciembre de 2009  

Durante sus casi tres años como titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), Rosa Falduto afrontó varios reportes y denuncias públicas por su estilo de gestión, aunque también algunos elogios, menos conocidos.

El primer cimbronazo lo aportó su hasta entonces máximo asesor en la UIF y socio comercial, Juan Carlos Servini, hermano de María Romilda, jueza federal y hasta ese momento una de sus más férreas defensoras. Hoy no se hablan.

"No comparto el criterio miope y mezquino en el desarrollo de la gestión de la presidenta [por Falduto], quien da importancia a cosas nimias y deja de lado aquello que sí interesa a la eficacia de los objetivos de la UIF", alertó su desde ese momento ex asesor en una carta que publicó LA NACION en septiembre de 2007, apenas ocho meses después de asumir juntos.

Servini alertó sobre varios ejes que, dos años después, reafirmó y expandió la docena de fuentes que dialogó con LA NACION durante los últimos dos meses: desde el atraso en la evaluación de los reportes de operaciones sospechosas (ROS) hasta las "contrataciones de personal allegado a su familia".

Ya con la misión del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) en la Argentina, se conocieron dos informes muy críticos. El primero, del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce); el segundo, de una comisión independiente que funciona dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y que coordinó la fiscal Mónica Cuñarro, que responde a Aníbal Fernández.

El reporte del Cipce determinó que la UIF sólo resolvió el 20% de las denuncias que recibió entre 2003 y 2008, aunque el porcentaje se divide entre los casos que se enviaron a la Justicia (que fueron el 13%) y al archivo (el 7%restante), con una tendencia preocupante.

Cada vez más atraso

"Si tomamos en cuenta que, en promedio, ingresan anualmente más del doble de casos de los que egresan, podemos percibir una tendencia sostenida de acumulación de casos sin resolución", concluyó el Cipce, dirigido por Pedro Biscay.

"Existen elementos objetivos que permiten presumir que el desempeño de la UIF presenta serios problemas que repercuten negativamente sobre el funcionamiento de todo el sistema antilavado", advirtió el informe del centro de investigación.

Tres semanas después trascendió el segundo reporte. La comisión coordinada por Cuñarro reveló graves demoras en la UIF, que necesita una "urgente reformulación". Sostuvo, además, que las denuncias que eleva a la Justicia "llegan tarde y sin selección calificada por los expertos de las dependencias respectivas". Eso, afirmó la comisión, termina "transformándolas en meras estadísticas o en simple información burocrática".

Falduto rechazó ambos informes. Pero mientras acusó al Cipce de difundir "información falsa, diez días antes de que arribara la misión del GAFI", optó por callar sus observaciones frente al reporte de la comisión que trabajó dentro de la órbita del Ministerio de Justicia.

"El de Cuñarro es otra cosa", planteó. "Sacá tus conclusiones -se lamentó-. Es muy difícil hacer las cosas bien. Pero no trasciende, por ejemplo, que el GAFI nos elogió por las nuevas medidas de seguridad y control que establecimos dentro de la UIF. Lástima que eso no importa, ¿no?"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.