Tres horas de violencia frente al Congreso, con piedrazos, gases y balas de goma

Las fuerzas de seguridad impidieron que los manifestantes se acercaran al recinto; hubo heridos, destrozos y 22 detenidos
Javier Fuego Simondet
(0)
15 de diciembre de 2017  

Los manifestantes actuaron encapuchados y con palos, y fueron repelidos con gases y balas de goma
Los manifestantes actuaron encapuchados y con palos, y fueron repelidos con gases y balas de goma Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

A las 15.10, en la avenida Rivadavia y a unos 200 metros del Congreso, en medio del caos, estalló un aplauso. Se había suspendido el debate de la reforma previsional en la Cámara de Diputados y la columna de gremios, agrupaciones de izquierda y movimientos sociales y políticos sentía que había logrado su cometido: que el proyecto no se votara.

Ese instante de festejo fue uno de los pocos momentos sin tensión en una tarde violenta, en la que durante más de tres horas las fuerzas de seguridad que aislaron el Congreso impidieron que los manifestantes se acercaran. Para disuadirlos utilizaron gas pimienta y balas de goma, disparadas desde férreos vallados. Las columnas de los grupos que protestaron ayer atacaron con piedrazos y botellazos a los efectivos, y dejaron autos y contenedores de basura quemados. Hubo 22 detenidos, según fuentes policiales.

Los incidentes en el Congreso vistos desde un dron

01:13
Video

La tónica repetida que se vivió, al menos, desde minutos antes de las 14 y hasta pasadas las 17, fue de un constante intento de avance de los manifestantes, que buscaban llegar al Congreso, en algunos pasajes con el acompañamiento de diputados kirchneristas, como Andrés Larroque, Agustín Rossi, Carlos Castagneto y Leopoldo Moreau. Nunca lograron ubicarse a menos de cien metros. Cada vez que lo intentaban, eran dispersados con gas pimienta y balas de goma. En respuesta, con piedrazos y botellazos atacaban a los efectivos. La Gendarmería, la Prefectura, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Policía Federal y la de la Ciudad fueron las fuerzas desplegadas.

Por la avenida Entre Ríos avanzaban hacia el Congreso gremios como los de salud, docentes y no docentes universitarios, guincheros, portuarios, ferroviarios y municipales. Pudieron llegar hasta Alsina, donde un vallado les impedía avanzar. Con gas pimienta y la acción de un camión hidrante, los alejaron la Prefectura y la Policía Federal. Completó la escena un escuadrón motorizado que disparó balas de goma. La zona quedó inundada de piedras arrojadas por manifestantes y con contenedores ardiendo.

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Otra vía de llegada de las columnas eran las avenidas de Mayo y Rivadavia. Por esas arterias avanzaban el FIT, Barrios de Pie, el gremio de ladrilleros, la CTEP y el Movimiento Evita; más tarde se sumó la columna de la Corriente Federal de la CGT. Eran las 14.30 pasadas y entre los manifestantes se comentaba que en Diputados había quorum. Intentaron acercarse al Congreso, pero debieron retroceder por el gas pimienta.

Conferencia de prensa del FPV después de los incidentes en el Congreso

07:17
Video

Algunos destrozaron tapas de bocas de tormenta de cemento para tener piedras. Incluso se utilizaron cortafierros y martillos para romper baldosas y lanzar los pedazos contra los uniformados.

En Callao y Mitre, donde otra valla cortaba la circulación hacia el Congreso, se concentraron columnas de izquierda. También estaban allí la Agrupación Naranja Ferroviaria, militantes del Partido Solidario (de Carlos Heller) y el Polo Obrero, entre otros.

Manifestantes arrojan piedras

01:39
Video

Los alrededores del Congreso mostraban comercios cerrados y un clima crispado. La escuela La Piedad, en la calle Paraná, a tres cuadras del Palacio Legislativo, suspendió las clases por la marcha. Sobre la calle Solís quedaron dos autos quemados, de los 15 que reportó la policía, que también informó que hubo nueve efectivos heridos de la Federal. En las organizaciones que protestaron se habló de "decenas de heridos". Varios diputados opositores denunciaron agresiones de los efectivos. Grupos especiales como el GOMF, de la Policía Federal, y el GAM, de la Policía de la Ciudad, despejaron las calles aledañas cuando la protesta había mermado. El rugido de sus motos tomó por sorpresa a varios grupos. Aparecían y se movilizaban disparando balas de goma a manifestantes que corrían luego de haber tirado piedras contra efectivos.

Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Después de más de tres horas de tensión, los incidentes continuaban, aunque con grupos minoritarios que permanecían en la zona del Congreso.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.