Trompadas e insultos en la nueva convención de la UCR

Se eligió a Lilia de Stubrin como presidenta del órgano del partido; incidentes entre militantes de Posse y de Moreau
(0)
24 de noviembre de 2012  

En medio de incidentes ocurridos puertas afuera de la sede del Comité Capital de la UCR, la Convención Nacional del radicalismo designó ayer por unanimidad a la santafecina Lilia Puig de Stubrin como su presidenta, la primera mujer en la historia de ese partido en ocupar ese cargo.

La designación de Puig de Stubrin se decidió tras un acuerdo entre el presidente de la UCR, Mario Barletta, y los máximos referentes partidarios, Ricardo Alfonsín, Ernesto Sanz y Julio Cobos. En el encuentro de ayer, el partido emitió un comunicado en el que criticó varios aspectos de la gestión kirchnerista, pero eludió avanzar sobre la política de alianzas para el año próximo.

"Estamos preocupados por el país y muy ocupados con el radicalismo. La UCR ha comenzado su reconstrucción con firmeza. Viejos y jóvenes, trabajadores y estudiantes, todos juntos estamos trabajando por una fuerza política necesaria en el país", enfatizó Puig de Stubrin en su primer discurso como presidenta de la convención.

Mientras hablaba, fuera del edificio del Comité Capital militantes identificados con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se cruzaban a trompadas con referentes de la Juventud Radical y con seguidores del dirigente bonaerense Leopoldo Moreau.

Los incidentes, que provocaron el cierre de varios locales sobre la calle Tucumán y el corte del tránsito en la zona, no alcanzaron para suspender el discurso de Puig de Stubrin, pero hicieron mermar la atención de la convención, que perdió a gran parte de sus asistentes.

"Es una barbaridad. No podemos como partido que pretende encarnar una alternativa copiar las prácticas del kirchnerismo", se lamentaba ayer un encumbrado dirigente radical.

Más allá de estos incidentes, que no pasaron a mayores, los radicales celebraron ayer el nuevo gesto de unidad partidaria que desembocó en la designación de Puig de Stubrin.

"Hoy el radicalismo es el único partido de la oposición capaz de canalizar organizadamente, en todo el territorio nacional, el reclamo que la sociedad hace sentir en las calles y el único capaz de vertebrar con los otros partidos y las distintas fuerzas sociales, una alternativa política a este gobierno K", enfatizó Barletta, que advirtió que "ya comenzaron a declinar los cimientos del poder kirchnerista".

"Somos un partido unido, modernizado y abierto. Somos una fuerza capaz de vertebrar con otros partidos y organizaciones sociales una alternativa seria al gobierno nacional", enfatizó, por su lado, Puig de Stubrin.

Durante el encuentro de ayer no se hicieron alusiones expresas a la política de alianzas del partido con vistas a 2013.

En cambio, el documento final que emitió la convención partidaria buscó marcar críticas y diferencias con respecto al gobierno de Cristina Kirchner.

"Rechazamos enfáticamente el intento del Gobierno de perpetuarse en el poder a través de la re relección y sus prácticas autoritarias", enfatizaron los radicales en el comunicado, en el que advirtieron la necesidad de dar "inmediata respuesta a la grave situación respecto de la inseguridad, el narcotráfico y el crimen organizado".

La lista de unidad que logró ayer el radicalismo se tradujo en la designación de Puig de Stubrin como presidenta de la convención, secundada por Santiago "Chiche" López (Chubut), como vicepresidente primero, y de Carlos Pérez Grecia (Buenos Aires), como vicepresidente segundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.