Un acto en Salta que reflejó las tensiones con Boudou

El vicepresidente recibió algunos abucheos, Scioli faltó y De la Sota llegó más tarde a la cita
(0)
21 de febrero de 2013  

SALTA.- Las diferencias políticas dentro del oficialismo se hicieron sentir ayer en el acto central por el bicentenario de la Batalla de Salta. La ausencia del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, cuya concurrencia estaba confirmada, fue el dato central de la jornada.

Estar en Salta lo habría puesto al lado del vicepresidente Amado Boudou, quien en enero lo había cuestionado en una reunión del PJ por su pedido de rever la coparticipación en el marco de sus diferencias con la Casa Rosada. Entonces lo criticó por su "cobardía política". Si bien en el sciolismo atribuyeron el faltazo a la situación económica (ver aparte), resultó extraña su ausencia en un acto institucional.

La demora en el arribo del cordobés José Manuel de la Sota, otro de los críticos del Gobierno, generó la sensación de que tampoco estaría, pero finalmente apareció, pasado el mediodía. De todos modos, el gobernador de Córdoba se llevó un amargo recuerdo de su paso por la provincia: fue silbado por jóvenes de la agrupación La Cámpora, aunque de todos modos agradeció al anfitrión, el gobernador Juan Manuel Urtubey, su invitación al acto patrio.

Las diferencias también fueron locales: no estuvieron en los palcos los senadores nacionales por Salta del PJ, Juan Carlos Romero y Sonia Escudero.

Mientras el vicepresidente hablaba se oyeron silbidos dispersos que continuaron hasta que concluyó. Los 200 años de la Batalla de Salta tuvieron dos escenarios: el monumento 20 de Febrero y el Campo de la Cruz, donde se libró el combate, y en ambos lugares se escucharon silbidos, a pesar de los cantos y batucadas de La Cámpora y otras organizaciones. No fueron masivos y quienes silbaban se cuidaron de que las cámaras no los registraran. En forma preventiva se había montado un fuerte dispositivo de seguridad, ya que aún estaba fresco el recuerdo del acto en San Lorenzo, donde Boudou fue abucheado.

En su discurso, Boudou rescató su presencia en la tierra de Güemes, "donde Manuel Belgrano llevó adelante esa gesta histórica que fue contra el colonialismo, pero también contra los enemigos internos. Ésa es la misma gesta que se está llevando en esta etapa que inició Néstor Kirchner y que Cristina Fernández, con gran fuerza, lleva adelante", agregando que esta "gesta es contra la exclusión y la pobreza". Añadió que los próceres se quedaron a mitad de camino de construir la patria grande, un destino latinoamericano. Consultado sobre los silbidos, Urtubey afirmó: "Fueron sectores minoritarios que no empañaron la celebración". Asistieron los gobernadores kirchneristas Luis Beder Herrera (La Rioja), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gildo Insfrán (Formosa), José Alperovich (Tucumán) y Eduardo Fellner (Jujuy).

Al concluir los actos en diálogo con la prensa, a propósito de la coparticipación, Urtubey volvió a marcar diferencias con los críticos, reiterando que no es momento para discutirlo en un año electoral, y recordó su proyecto de un fondo de convergencia con parámetros objetivos hasta que se resuelva el tema de fondo. Vestido con poncho y sombrero, Urtubey agradeció a Cristina Kirchner por "revalorizar la gesta del Norte" en la Independencia, que por única vez fue feriado nacional.

Por la mañana, el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, había presidido el tedéum en el que advirtió sobre "enfrentamientos" entre los argentinos y reclamó un mayor compromiso por el bien común.ß

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.