Polo audiovisual. Un año después, la torre de la isla Demarchi no pasó del anuncio