Un apellido incómodo para una embajadora