Un cenicero, una piedra energética y el Gauchito Gil: qué hay en la oficina de Cristina Kirchner

Cristina Kirchner en su oficina del Instituto Patria junto al escribano del gobierno.
Cristina Kirchner en su oficina del Instituto Patria junto al escribano del gobierno. Crédito: Twitter.
Tomás Sanguineti
(0)
21 de enero de 2020  • 17:24

Es la imagen política del día. Cristina Kirchner firmó el traspaso interino del gobierno esta mañana, en su oficina del Instituto Patria. La foto de ese momento circuló por portales mediáticos y redes sociales, y en ella se pueden apreciar algunos de los objetos más curiosos que integran el despacho de la vicepresidenta.

Colgadas sobre una pared de ladrillo se pueden observar tres obras del artista Ricardo Carpani. En la pared blanca que da a su espalda, resplandecen dos cuadros: uno de la silueta de Néstor Kirchner sobre un fondo de colores, otro con la forma de la bandera argentina.

Entremedio de ambos y apoyada sobre una barra de madera, una figura del Gauchito Gil. No es la única referencia a un santo pagano. Encima del escritorio de Cristina Kirchner también hay un libro sobre la Difunta Correa, mujer que -según cuenta la leyenda sanjuanina- murió a la sombra de un algarrobo desértico con su hijo en brazos, al que siguió amamantando después de muerta.

La vicepresidenta no tiene despacho en la Casa Rosada.
La vicepresidenta no tiene despacho en la Casa Rosada. Crédito: Twitter.

En el fondo de la imagen también se ve una escultura de madera adornada con varios rosarios, una miniatura de las Abuelas de Plaza de Mayo, otra escultura de una mano haciendo la "V" peronista y un ejemplar del libro Tenemos Patria - Tenemos Proyecto - Somos Futuro del autor Carlos López (con prólogo de ella misma).

Otro libro parece entretener a la ex presidenta por estos días: La Pugna Antártica, el conflicto por el sexto continente, de Pablo Fontana.

Al lado del velador se ve una botella de agua baja en sodio y un cenicero de vidrio. Además, una piedra amatista yace sobre su escritorio -mineral que en algún momento el cristianismo adoptó como símbolo de renuncia a los bienes terrenales. Lo más probable es que esta esté cumpliendo funciones meramente energéticas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.