Cronología. Un contrato signado por las sospechas