Un custodio de Nisman dijo que la SIDE vigilaba al fiscal

Los policías están acusados de liberar la zona; uno dijo que le pidió un arma para cuidar a sus hijas
Hernán Cappiello
(0)
22 de noviembre de 2017  

Rubén Benítez, uno de los custodios que estaban a cargo de la protección de Alberto Nisman , reconoció ante la Justicia que agentes de la SIDE participaron de la vigilancia del fiscal y reiteró que el funcionario judicial le pidió que le consiguiera un arma, horas antes de su muerte. "En la custodia había gente de la SIDE. No sé quiénes eran, pero el propio Nisman nos advirtió que iba a trabajar con gente de la Secretaría" de Inteligencia, afirmó el custodio, que dijo que no confiaba en ellos. Benítez afirmó además que durante 15 años trabajó con Nisman, que su función era limitarse a ser chofer y que el fiscal "tenía pocas pulgas" y "se molestaba si lo molestaban". Sus afirmaciones sólo podrían ser desmentidas por Nisman si viviera, evaluó una fuente que accedió a su indagatoria.

Un policía dijo que Nisman le pidió un arma para cuidar a sus hijas
Un policía dijo que Nisman le pidió un arma para cuidar a sus hijas Fuente: Archivo

El policía, acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, declaró ante el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, en el marco de la causa que investiga el presunto homicidio del fiscal, quien cuatro días antes de la muerte había denunciado a la entonces presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento a Irán en el ataque a la AMIA.

En sintonía con lo que había declarado ante la jueza Fabiana Palmaghini, Benítez ratificó que Nisman le había pedido que le comprara un arma por la seguridad de sus hijas unos días antes de su muerte. Se negó a comprarla porque podía tener problemas, dijo.

Benítez estaba asignado a la custodia de Nisman el sábado 17 de enero de 2015, cuando ocurrió la muerte del fiscal, que ahora la Justicia considera un homicidio. Era el jefe de los custodios. Junto a Benítez, estaba Néstor Durán, quien también fue citado a indagatoria y contó que había subido por el ascensor del edificio Le Parc junto a Diego Lagomarsino, el técnico informático. Durán también declaró que respondía a los movimientos de Benítez, porque era su superior, y que nunca había ingresado a la casa de Nisman. Aclaró que la noche antes de la muerte subió a buscar un sobre para enviarlo a un periodista, y confirmó que viajó en el ascensor con Lagomarsino, quien lo consultó por el plan 4G de celulares que estaba por llegar al país. Hoy seguirán las indagatorias con otros dos custodios que estuvieron de guardia el domingo 18 de enero cuando encontraron el cadáver de Nisman: Luis Muiño y Armando Niz. Cumplidos estos trámites, el juez Ercolini puede resolver los procesamientos y elevar el caso a juicio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.