Un diputado menemista será indagado por supuestas coimas

Claudio Sebastiani fue citado para hoy, acusado de cohecho
Claudio Sebastiani fue citado para hoy, acusado de cohecho
(0)
30 de agosto de 2001  

Un año pasó desde que el senador justicialista Emilio Cantarero admitió a LA NACION que cobró dinero a cambio de la ley de reforma laboral. Un año exacto después, otro legislador, también justicialista, deberá dar explicaciones ante la Justicia acusado de haber recibido y repartido entre sus pares supuestas coimas para la aprobación de la ley de patentes.

El diputado menemista Claudio Sebastiani fue citado a indagatoria para hoy, a las 10, por el juez federal Jorge Ballestero, confirmaron ayer dos altas fuentes judiciales.

El ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) está imputado por cohecho, el mismo delito por el que declararon el año último once senadores -ocho del PJ y cuatro de la UCR- acusados de recibir presuntos sobornos, en abril de 2000.

A pedido del fiscal Carlos Rívolo, el magistrado citó al legislador que en junio de 1999, en el Café de la Paix, habría admitido ante el periodista norteamericano Martin Andersen -y otro testigo- que a cambio de la ley de patentes "los diputados recibieron 25 millones de pesos y él mismo fue uno de los encargados de repartir los sobres de la plata a otros diputados".

Según aseguró Andersen, ex corresponsal de Newsweek y de The Washington Post en la Argentina, el legislador dijo también que la tarea de dividir el efectivo se hizo "en la presidencia", aunque no aclaró si fue en la de la UIA, en la de Diputados o en la de la Nación, entonces a cargo del ahora detenido por la venta ilegal de armas Carlos Menem.

La declaración de Andersen, que consta en la causa, fue tomada el año último en el consulado argentino en Washington por dos funcionarios de la Oficina Anticorrupción (OA), el director de Investigaciones, Manuel Garrido, y el investigador Marcelo Colombo, que habían viajado para participar en una convención.

LA NACION intentó ayer obtener la versión de los hechos de Sebastiani; dejó tres mensajes grabados en el despacho del diputado y en su teléfono celular, que no fueron respondidos.

Una ley controvertida

La ley de patentes, que a partir del 23 de noviembre de 2000 obliga a pagar royalties a los laboratorios que utilicen fórmulas patentadas por otros, fue aprobada el 28 de septiembre de 1995. Su sanción no fue fácil: hubo dos años de debate parlamentario; un veto parcial de Menem; un duro enfrentamiento entre el ministro de Economía, Domingo Cavallo, y el Congreso, y el rechazo explícito de los Estados Unidos a la ley.

La causa se inició en 1996 con una denuncia del secretario de Seguridad Interior, Enrique Mathov, y por la falta de pruebas firmes estuvo un tiempo archivada y fue reabierta el año último luego de que estalló el escándalo del Senado. El preinforme de la comisión de lavado de dinero que preside la diputada Elisa Carrió (ARI), abrió una nueva línea de investigación, confiaron fuentes judiciales.

La causa

  • La investigación por la que hoy deberá presentarse en Tribunales el diputado Claudio Sebastiani (PJ-Buenos Aires) comenzó en 1996 con una denuncia del radical Enrique Mathov.
  • El expediente estuvo archivado y se reabrió el año último luego de que estalló el escándalo de los sobornos en el Senado y el diario Página 12 publicó el testimonio del periodista norteamericano Martin Andersen, que compromete al legislador.
  • Andersen aseguró que Sebastiani se jactó de haber sido él uno de los que ensobraron los 25 millones de pesos que se habrían pagado a diputados a cambio de la ley de patentes.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.