Un enfrentamiento que impacta en la comunidad intelectual

Muchos escritores rechazan la ofensiva del Gobierno, pero algunas voces la justifican
Mariano De Vedia
(0)
22 de agosto de 2010  

Buena parte del mundo intelectual percibe el enfrentamiento de los Kirchner con los medios como un grave peligro para la democracia y las libertades públicas. Pero también hay quienes miran el conflicto desde un escenario cultural afín al Gobierno e identifican la ofensiva con el "necesario combate contra los monopolios" que libra la Casa Rosada.

"Los ataques desembozados, tanto al periodismo independiente como a las empresas periodísticas, ocurridos en los últimos tiempos, dejan al descubierto intenciones reñidas con el más elemental sentido de pluralidad ideológica", advirtió el poeta Horacio Salas, biógrafo de Borges y primer director de la Biblioteca Nacional del gobierno de Néstor Kirchner, ante una consulta de La Nacion.

Agregó que "una de las características de los regímenes autoritarios consiste en la búsqueda -primero solapada, pero luego abierta y escandalosa- del pensamiento único, antítesis absoluta de la democracia". Y advirtió que "en un país como la Argentina, con tantos antecedentes, cualquier desprecio por la democracia entraña un grave peligro".

En una visión compartida por otros intelectuales, el filósofo Santiago Kovadloff dijo que "la situación es preocupante por las consecuencias de este cercenamiento creciente de la libertad de expresión". Y más allá de la reciente condena de la oposición parlamentaria, consideró que "el Congreso y la Justicia deben tomar cartas en el asunto frente al avance unilateral del Poder Ejecutivo sobre la actividad privada".

Para Kovadloff, no es válido establecer aún una analogía entre la Argentina de los Kirchner y la Venezuela de Chávez. Pero advirtió que "es prudente tener en cuenta que el camino que sigue el Gobierno puede llegar a afectar conquistas importantes que el país logró desde 1983".

"Los argentinos sentimos una sensación de peligro", se quejó el novelista y ensayista Abel Posse, a quien le preocupa "el insólito avance de los poderes del Estado sobre las expresiones de la cultura y el periodismo". Atribuyó la ofensiva del Gobierno a "un intento ingenuo de silenciar y atemorizar a la opinión pública frente al escenario electoral".

La ensayista Ivonne Bordelois pidió que la gente rechace las intimidaciones del Gobierno, como también las vulgaridades que ofrecen algunos medios. Dijo que "el ciudadano se encuentra hoy consternado entre dos atropellos: el que realiza groseramente el Gobierno, desde las intimidaciones físicas de Moreno en Papel Prensa hasta la remoción de licencias de Fibertel; y el que realizan ciertos medios contra la ciudadanía, en un avance de la vulgaridad más lastimosa, a través de un lenguaje que exhibe un inconfundible desprecio por la inteligencia de los telespectadores, y un lamentable apogeo de actitudes prostibularias".

Afirmó que "entre los dos extremos, resulta difícil condenar a uno y no a otros; para emerger de tanto bochorno y restaurar el respeto que nos debemos". Exhortó, así, a "responder en los dos frentes, el político y el del espectáculo, denunciando con firmeza los excesos que amenazan nuestra conciencia cultural y vulneran el pacto de dignidad que corresponde a una república civilizada".

Los respaldos

Desde otra perspectiva, el escritor Mempo Giardinelli tomó distancias de las recientes denuncias de la oposición política por ataques a las libertades individuales.

"Ningún usuario se quedará sin conexión porque la oferta de alternativas es enorme. Tampoco creo que Fibertel esté siendo perseguida, como no creo que este asunto afecte en lo más mínimo la libertad de expresión. Pero lo que sí me impresiona desagradablemente es la sobreactuación de la oposición política, que por derecha y por izquierda parece capaz de bailar cualquier ritmo que le toquen los medios monopólicos", dijo el escritor chaqueño, que ayer cerró el Foro de Fomento del Libro y la Lectura, que realiza desde hace 15 años en Resistencia.

Jaime Sorín, miembro del espacio kirchnerista Carta Abierta, defendió la ofensiva del Gobierno en torno de Fibertel y de Papel Prensa, que apunta a "preparar el terreno para que la Justicia actúe".

En momentos en que el Gobierno estudia la reglamentación de la ley de medios, Sorín dijo que "al Grupo Clarín le preocupa que se den pasos en favor de su aplicación" y estimó que la sociedad "comparte las decisiones del Gobierno que llevan a que Clarín pierda posiciones monopólicas".

El grupo Carta Abierta, que conduce Ricardo Forster, acompaña los pasos del Gobierno. Anteayer concluyó en la Universidad Nacional de Lanús un taller sobre comunicación popular, en el que Gabriel Mariotto, Ernesto Bulla, Mariana Baranchuk y Aram Aharonian, ex director de Telesur, hablaron sobre la ley de medios, el proceso de concentración mediática, el rol del Estado y la producción de contenidos contrainformativos.

PALABRAS

"El Congreso y la Justicia deben tomar cartas en el asunto frente al cercenamiento creciente de la libertad de expresión"

SANTIAGO KOVADLOFF

Filósofo y ensayista

" En un país como la Argentina, con tantos antecedentes autoritarios, cualquier desprecio por la democracia entraña un grave peligro "

HORACIO SALAS

Poeta

"El ciudadano se encuentra hoy consternado entre dos atropellos: el que realiza groseramente el Gobierno, desde las intimidaciones físicas de Moreno en Papel Prensa, y la vulgaridad de ciertos medios"

IVONNE BORDELOIS

Ensayista

"Los argentinos sentimos una sensación de peligro por este avance "

ABEL POSSE

Novelista y ensayista

" No creo que Fibertel esté siendo perseguida ni que este asunto afecte la libertad de expresión "

MEMPO GIARDINELLI

Escritor

"La sociedad comparte las posiciones del Gobierno que llevan a que el Grupo Clarín pierda posiciones monopólicas"

JAIME SORIN

Miembro de Carta Abierta

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.