Un escenario adverso para el PJ

Socialistas y radicales se unieron en el Frente Progresista y postulan a Hermes Binner
Socialistas y radicales se unieron en el Frente Progresista y postulan a Hermes Binner
(0)
29 de septiembre de 2005  

SANTA FE.- Esta provincia, el tercer distrito electoral más importante del interior del país, presenta hoy una gran incógnita sobre los resultados del 23 de octubre. La mayor atención está concentrada en la renovación de nueve bancas de diputados nacionales, ya que aquí recién dentro de dos años se cambiarán el gobierno y la Legislatura provincial.

Según sondeos que cada frente o partido realiza, habrá nuevamente una acentuada polarización entre el PJ y un frente opositor que se consolida detrás del socialismo y el radicalismo.

Para el primero, se viene la mayor prueba de fuego, porque según el resultado serán sus posibilidades de continuar gobernando la provincia a partir de 2007, hecho que ocurre desde hace 22 años. La oposición sabe que lo que consiga sembrar ahora será el piso para las nuevas ilusiones.

La realidad de unos y otros revela que el Frente para la Victoria lejos está de asegurarse la victoria en Santa Fe. Se habla cada vez más de un "empate técnico" entre el frente kirchnerista y el Frente Progresista Cívico y Social (para gran parte del electorado, la oposición más firme al peronismo local en los últimos años).

Esta polarización cambió la realidad actual de los demás partidos políticos o frentes. Los 19 bloques políticos que competirán el 23 del mes próximo presentaron boleta única de candidato, lo que evitó la interna del 7 de agosto.

Un dato para no descuidar es la posición de ARI. La buena base construida en 2003, especialmente en Rosario, lo consolidó como tercera fuerza política en la provincia, lugar que históricamente ocupó el Partido Demócrata Progresista (PDP), que esta vez se desprendió de la alianza con el PS y la UCR e irá con candidatos propios. Otro detalle es el corto piso del frente entre Recrear y la Ucedé.

Las nueve bancas que se renuevan son las de Julio Gutiérrez, Angel Baltuzzi, Irma Foresi y Francisco Sellarés (PJ), Hugo Storero, Lilia Puig de Stubrin y Alberto De Lajonquiere (UCR), Alberto Natale (PDP) y Alberto Piccinini (ARI).

Según los sondeos que se manejan en los equipos de campaña, si la elección fuese hoy, el opositor Frente Progresista y el PJ ganarían cuatro bancas cada uno y la restante correspondería a ARI.

Observando la evolución de las campañas, el peronismo parece haber remontado lo que en junio aparecía como una derrota segura. Por entonces, el Presidente recibió un sondeo que otorgaban al Frente Progresista una ventaja de 16 puntos. Con esos datos en la mano, Néstor Kirchner convocó al senador Carlos Reutemann y al gobernador Jorge Obeid para definir la lista y asumir el compromiso de campaña. Pero los "nombres puestos", el entonces ministro de Justicia, Horacio Rosatti, y la actual vicegobernadora, María Eugenia Bielsa (hermana del canciller), se cayeron y, días antes de la oficialización de la lista, se decidió que la encabezara el actual presidente del Concejo Municipal de Rosario, Agustín Rossi.

Rossi debe pelearle votos al cabeza de lista de la oposición, el ex intendente socialista Hermes Binner, que -por ahora- gana con comodidad en ese distrito. En 2003, cuando el dirigente socialista se presentó como candidato a la gobernación, fue el más votado, pero el PJ ganó por la ley de lemas (ya derogada).

Qué está en juego

En el nivel nacional

SANTA FE.- Las elecciones del 23 de octubre pueden significar la consolidación de la alianza -hoy meramente estratégica- entre Néstor Kirchner y Carlos Reutemann, el primer elector que tiene el PJ en este distrito. Pero para ello deberá triunfar por un margen aceptable, el que hoy las encuestas le niegan. El Presidente y el senador nacional tienen proyectos conjuntos, cuya viabilidad depende de este resultado. El gobernador Jorge Obeid mira más de cerca lo provincial. También la oposición, sintetizada en el Frente Progresista Cívico y Social (PS y UCR) y ARI, se juega la nueva ubicación en el contexto nacional.

En el nivel provincial

SANTA FE.- El resultado de los comicios no alterará para nada el mapa santafecino de cara a la renovación del gobierno para 2007. La expectativa la sigue alimentando el Frente Progresista, encabezado por Hermes Binner, que hace dos años estuvo muy cerca de suceder a Carlos Reutemann en la gobernación. Para el FP, ésta es la oportunidad para sentar las bases de una efectiva oposición. Sabe que para 2007 no estarán enfrente los dos candidatos que en los últimos 16 años se alternaron en la gobernación (Reutemann y Obeid). El peronismo, en la provincia, no consiguió generar dirigentes de similar peso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.