El escenario. Un escollo para la unificación radical