En medio de la investigación por enriquecimiento ilícito. Un ex secretario presidencial abrió una concesionaria de autos