Un experto dio la razón a la posición de la Argentina