Un jefe militar que aún debe comparecer ante la Justicia