Un juez rechazó el pedido del fiscal para citar a Milani a indagatoria

Bejas dijo que "no existen motivos" para sospechar del jefe del Ejército; la hermana del soldado desaparecido en la dictadura expresó que la sentencia fue "a pedido" del Gobierno
Fabián López
(0)
19 de febrero de 2015  

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- "No existen por ahora motivos para endilgar el carácter de sospechoso de haber cometido un delito gravísimo al investigado César Milani ." Con esas palabras, volcadas en una sentencia dada a conocer ayer, el juez federal Daniel Bejas justificó su rechazo al pedido de citación a indagatoria del jefe del Ejército en la causa por la desaparición del conscripto Alberto Ledo, ocurrida en junio de 1976, en esta provincia.

El requerimiento para que Milani sea citado a declarar en Tucumán había sido elevado el 22 de diciembre último por el fiscal federal Carlos Brito, quien acusó al funcionario militar de haber falsificado el sumario en el que se hizo figurar a Ledo como desertor, con la supuesta intención de ocultar su secuestro y posterior asesinato.

Por este motivo, el fiscal también había imputado a Milani por el encubrimiento del crimen del soldado, quien se desempeñaba como su ayudante en el Batallón de Ingenieros en Construcciones 141 de La Rioja, desplegado en la ciudad tucumana de Famaillá.

En su sentencia, el juez Bejas sostuvo que "sin mayores pruebas que el propio expediente de deserción, no resulta demostrado mínimamente de dónde concluye el fiscal que el oficial sumariante de un caso de deserción (por Milani) conocía o podía conocer la comisión de un delito en perjuicio del conscripto sumariado".

El magistrado advirtió que "aún no se han alcanzado los estándares suficientes para justificar un llamado a indagatoria". De esta manera, recordó que en 1976 Milani era sólo "un oficial sumariante", por lo que consideró que "a la hora de valorar la prueba vinculada al delito que se le imputó (encubrimiento y falsedad documental), no debe considerarse el derrotero de su carrera militar y la jerarquía que detenta actualmente".

El juez aseveró que el fiscal Brito "realizó un análisis parcial de las medidas investigativas, sin considerar, evaluar o apartarse fundadamente del resultado de innumerables diligencias producidas". En este sentido, Bejas resaltó "el único elemento de prueba que el fiscal valora, examina y audita administrativamente para justificar su hipótesis delictiva es el legajo referenciado".

Bejas dispuso, en consecuencia, "no hacer lugar por ahora a la citación indagatoria de César Milani". Además, le requirió al fiscal Brito que realice "una profundización de la investigación en curso" teniendo en cuenta las consideraciones realizadas en su sentencia.

La oportunidad en la que fue dado a conocer el fallo, apenas horas antes de la marcha convocada en memoria del fiscal Alberto Nisman, despertó algunas suspicacias. Sucede que Bejas había firmado la sentencia el viernes último, minutos antes de tomarse licencia por vacaciones, pero la notificó recién ayer, cinco días después.

Además, según aclararon fuentes judiciales, el juez estaba habilitado para decidir sobre el llamado a indagatoria de Milani incluso desde el mismo día en que lo requirió Brito, es decir, desde el 22 de diciembre.

Graciela Ledo, hermana del conscripto desaparecido en 1976, opinó que "ésta es una sentencia política, a pedir del Gobierno, que sigue protegiendo y blindando de poder a Milani, lo cual queda en evidencia por el hecho de que la dieron a conocer el mismo día en que fue convocada la marcha por el fiscal Nisman".

En diálogo con LA NACION, Ledo confirmó que apelarán el fallo de Bejas ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, medida que también adoptaría el fiscal Brito. "La resolución del juez carece de fundamentos serios y es funcional a los intereses del Gobierno. Como Aníbal Fernández dijo que apartarían a Milani si es que lo llamaban a declarar, con esta sentencia política esa posibilidad queda descartada", expresó.

La última vez que vieron al conscripto Ledo fue el 17 de junio de 1976, cuando salió a realizar una recorrida junto con el entonces capitán Esteban Sanguinetti, a quien Bejas procesó, con prisión preventiva, en 2013, como autor del secuestro y crimen del soldado. En su dictamen, Brito había solicitado ampliar la indagatoria a Sanguinetti, quien en 1976 era superior de Milani y le había ordenado investigar las circunstancias de la desaparición de Ledo. Ese pedido del fiscal también fue rechazado por Bejas, con los mismos argumentos con los que desestimó, por ahora, la indagatoria a Milani.

Nexos con el kirchnerismo

Daniel Bejas

Juez federal

Tiene 55 años y fue designado al frente del Juzgado Federal N° 1 de Tucumán en 2010 por Cristina Kirchner. Fue apoderado del PJ local, mientras que entre 2003 y 2005 fue abogado de dos empresas del gobernador José Alperovich

Sobreseyó a Manzur

No es la primera vez que falla a favor del Gobierno: el año pasado sobreseyó al ministro de Salud, Juan Manzur, en una causa por enriquecimiento ilícito

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.