El análisis. Un margen cada vez más estrecho