Un nieto recuperado seguirá llevando el apellido de sus apropiadores

La Cámara Federal porteña anuló la anotación de Federico Hilario Cagnola Pereyra, quien manifestó su deseo de continuar utilizando el apellido "con el que fue conocido hasta ahora"
(0)
6 de septiembre de 2011  • 11:33

Un fallo de la Cámara Federal porteña establece que un nieto recuperado siga llevando el apellido de sus apropiadores. Se trata de Federico Hilario Cagnola Pereyra. , de 34 años.

Según la investigación, Federico nació en la ESMA en 1977, donde su madre estaba detenida por la dictadura militar. Se cree que la esposa de un represor le entregó el bebé a una amiga, quien lo inscribió y crió como hijo propio.

El año pasado, estudios de ADN confirmaron que Federico es hijo de Liliana Pereyra y de Eduardo Cagnola. Entonces, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó modificar su inscripción en el registro de las personas: respetó el nombre de pila elegido por los apropiadores, quienes están procesados en libertad, y ordenó agregar "Federico", que es el nombre que su madre biológica había elegido, y sus apellidos, Cagnola Pereyra.

Federico se negó porque quiere sumar el apellido del apropiador, que es el apellido "con el que fue conocido hasta ahora".

La Cámara Federal porteña anuló la anotación como Federico Hilario Cagnola Pereyra, señaló la ausencia de una legislación armónica y encomendó al Congreso a que dicte normas para "subsanar la situación en forma imperiosa".

La causa estuvo originalmente en manos del juez Jorge Ballesteros, quien fue reemplazado por Martínez de Giorgi. Por irregularidades en la instrucción, los camaristas Eduardo Freiler y Eduardo Farah no se pronunciaron sobre la cuestión concreta, que encomendaron al juez Julián Ercolini.

Ercolini deberá, entonces, juzgar la conducta de los apropiadores y determinar con qué nombre se conocerá a Federico en el futuro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.