Un operativo más reducido y sin Bullrich al mando

Estuvo a cargo de la Policía de la Ciudad, que recibió auxilio de la Federal y la Gendarmería; hubo 162 heridos y 60 detenidos
Estuvo a cargo de la Policía de la Ciudad, que recibió auxilio de la Federal y la Gendarmería; hubo 162 heridos y 60 detenidos
Hernán Cappiello
(0)
19 de diciembre de 2017  

Los policías se defienden con sus escudos del ataque con piedras de los manifestantes
Los policías se defienden con sus escudos del ataque con piedras de los manifestantes Crédito: Emiliano Lasalvia

Fueron dos operativos de seguridad diferentes. Hubo cambio de mando, de actitudes y hasta de resultados.

A diferencia de la sesión del Congreso del jueves de la semana pasada, cuando la seguridad estuvo en manos de unos 1500 efectivos de fuerzas federales comandados por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , esta vez el control de la calle estuvo en manos de la Policía de la Ciudad. El operativo estuvo así a cargo de Martín Ocampo , ministro de Seguridad porteño, que actuó con apoyo de la Policía Federal y de la Gendarmería.

Las detenciones corrieron por parte de policías de la Ciudad identificados con chomba bordó, chaleco antibalas y pechera celeste. Al final del día hubo 162 heridos, 88 de ellos policías, con politraumatismos varios. Hubo 60 detenidos.

Fueron ayer unos 1000 efectivos de la Policía de la Ciudad los que se apostaron detrás de las vallas para contener a los manifestantes.

A simple vista se notaba la diferencia entre estos hombres y mujeres y los 950 gendarmes de la semana pasada. Los de verde eran todos infantes entrenados en la represión. La infantería de la Policía de la Ciudad no se acerca a ese número.

La semana pasada se habían sumado además 400 federales y unos 300 efectivos de la Prefectura Naval. Esta vez eran un millar de policías de la Ciudad, con dispar entrenamiento y capacidad.

Uno de los 88 policías heridos durante la jornada de ayer
Uno de los 88 policías heridos durante la jornada de ayer Fuente: AP

Algunos cubiertos con cascos, escudos y protectores en sus extremidades, no pudieron utilizar armas por orden judicial, pero además debieron usar balas de goma y gases como último recurso. Por eso se los vio en grupos de una docena de uniformados y con oficiales en los extremos de esa formación, que eran los que disparaban las postas de gomas para dispersar a los manifestantes.

En el gobierno porteño protestaron porque dijeron que la Justicia los limitó e interfirió en el ámbito del Poder Ejecutivo.

"Tenemos identificados a los grupos más violentos y vamos a presentar todo ante la Justicia", dijo a LA NACION Ocampo. Estimó que quienes participaron de los disturbios fueron "más de 300 personas". Agregó que durante el fin de semana "dialogamos con representantes de todas las organizaciones políticas" para que la manifestación "se realizara en paz". Y dijo que hubo primero un trabajo de contención para pasar luego a un operativo de disuasión.

Andrés Malamud:

03:48
Video

Esta vez la batalla frente al Congreso arrancó antes de iniciada la sesión. Apenas minutos antes de las 14, las vallas que estaban en un costado del Congreso ya habían cedido a manos de los manifestantes. Los policías cubiertos con cascos y escudos aguantaron en formación mientras caía sobre ellos una lluvia de cascotes. Los manifestantes usaban en ocasiones hondas cargadas con bolitas de acero. Se detectó también la utilización de un mortero casero. Con la ayuda de dos carros hidrantes corrió a los manifestantes violentos que estaban en la Plaza Congreso. La zona fue despejada recién cuando se sumaron efectivos de la Policía Federal que tiraron gases lacrimógenos, mientras eran corridos por parejas de policías motorizados del Grupo de Apoyo Motorizado. Así, los manifestantes fueron dispersados y corridos por los uniformados hasta la avenida 9 de Julio. Allí siguieron los enfrentamientos. Manifestantes agredieron a los equipos periodísticos de TN, Canal 9 y C5N.

Continúan las protestas: columnas de manifestantes se dirigen hacia el congreso

04:15
Video

Ataques a periodistas

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) lamentó los hechos de violencia ocurridos durante la jornada de ayer, en la que nuevamente se atentó contra la labor periodística y se buscó impedir el funcionamiento de las instituciones de deliberación legislativa. La Fundación LED también expresó su repudio a los ataques a la prensa.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.