Un órgano clave para el futuro de la relación