Un pedido de "solidaridad" a los sectores que más tienen