Un plan millonario en medio de la tensión