Un reparto salómonico para salir en la postal del ultrakirchnerismo

La juventud fue protagonista central; faltó Moyano, y Scioli estuvo en primer plano
Jesica Bossi
(0)
12 de marzo de 2011  

El estadio de Huracán, con división salomónica de espacios, replicó la postal ultrakirchnerista y transversal que el Gobierno quiere diseñar para octubre. Los organizadores de la cumbre, con la venia presidencial, repartieron la tribuna con vara equitativa, tironearon hasta último momento por la lista de oradores y hubo una estratégica ubicación de protagonistas sobre el escenario.

"El kirchnerismo es diversidad, incluye a todos", dijo a La Nacion, señalando a la platea ecléctica, Fernando "Chino" Navarro, impulsor del encuentro y uno de los pocos que tomaron la palabra en el atril.

Ayer, el grueso de la movilización la aportaron organizaciones sociales, como el Movimiento Evita y el Frente Transversal, y agrupaciones juveniles. Un lugar destacado pero no excluyente tuvo La Cámpora, fundada por el hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner. De bajísimo perfil, estuvo en el acto junto a su hermana Florencia, que en el último tiempo tuvo un tibio acercamiento a la fuerza, según confiaron a este diario fuentes oficiales.

La presencia del PJ y de la CGT se vio diluida en estructura, casi no hubo carteles ni referentes en el campo. Sí hubo representantes en el escenario. Al lado de la Presidenta, estuvo el gobernador Daniel Scioli, después de la tensión con la Casa Rosada por diferencias en la política de seguridad y el armado electoral. El mandatario, a diferencia del resto de los dirigentes, no acompañó ni una sola vez el cántico de reelección que entonó varias veces la tribuna.

Aún latente la discusión por las colectoras, apenas un puñado de intendentes asistió. Entre otros, Julio Pereyra (Florencio Valera), Fernando Espinosa (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Raúl Otahecé (Merlo), Darío Díaz Pérez (Lanús) y Gustavo Arrieta (Cañuelas). En el oficialismo, buscaron una explicación: el encuentro fue realizado por la Corriente Nacional de la Militancia, un espacio de organizaciones populares y referentes "progresistas", y nunca se buscó dar prioridad al peronismo clásico.

Lo mismo ocurrió con Hugo Moyano. Nadie lo vio en la cancha, aunque un sector de las gradas lo ocupó su hijo Facundo, con la Juventud Sindical y otro grupo hizo lo propio con banderas verdes de Camioneros.

En una ordenada paleta de colores, las banderas en las tribunas reflejaron una distribución pareja en forma de herradura. En el ala izquierda estaba el Movimiento Evita -de Emilio Pérsico y Navarro- y Colina -de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. En el centro, se ubicaron La Cámpora, agrupaciones socialistas, el Frente Grande y la JP Evita. Y, a la derecha, la Juventud Sindical, algunos gremios, el partido Comunista Congreso Extraordinario y el Frente Transversal.

La selección de los oradores fue eje de duras discusiones. Al final, habló la mesa chica de la Corriente: Navarro, Edgardo Depetri, el gobernador entrerriano Sergio Urribarri, el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, y el diputado y candidato en Santa Fe, Agustín Rossi. El único agregado y pese a la resistencia de un sector del Movimiento Evita, fue Andrés "el Cuervo" Larroque, joven líder de La Cámpora. Quedó excluido Daniel Filmus, senador y candidato a jefe de gobierno porteño, que perdió la chance de lucirse frente a sus rivales kirchneristas, Amado Boudou y Carlos Tomada.

En el primer acto partidario de la Presidenta tras la muerte de su esposo nada fue dejado al azar. Mientras hablaba, se proyectaban imágenes de ella junto a Néstor. Al final, se mezcló, emocionada, entre la gente.

LOS RASGOS CENTRALES DEL ACTO

50.000

Militantes llenaron Huracán


Esa es la capacidad del estadio. Los organizadores, en tanto, sostuvieron que asistieron alrededor de 80.000 personas.

AUSENTES

  • El PJ clásico y la CGT. Ni los intendentes ni los gremios más pesados movilizaron su aparato. No estuvo Hugo Moyano, ni sindicalistas de fuste, excepto Julio Piumato, de Judiciales. También brilló por su ausencia la mayoría de los barones del conurbano. No estuvo el grueso de los gobernadores.
  • PRESENTES

  • Jóvenes, organizaciones sociales y Scioli. La mayor parte de la movilización estuvo a cargo del Movimiento Evita, el Frente Transversal, La Cámpora, Colina, el PC-Congreso Extraordinario, y la Juventud Sindical. De los gobernadores, un lugar destacado ocupó Daniel Scioli. También estuvieron José Luis Gioja (San Juan), Jorge Capitanich (Chacho) y Sergio Urribarri (Entre Ríos); un puñado de intendentes "cristinistas", el gabinete en pleno, legisladores y dirigentes.
  • LA PRESENCIA DE MAXIMO Y FLORENCIA

  • Después de la muerte de Néstor Kirchner, los hijos de la Presidenta se convirtieron en un sostén fundamental. Ayer, Cristina Fernández mencionó en su discurso que Florencia estaba en la tribuna, junto a jóvenes de La Cámpora, agrupación fundada por Máximo. El primogénito del matrimionio también estuvo, entre bambalinas, en el encuentro. Un lugar especial tuvo Alicia Kirchner, su cuñada y ministra de Desarrollo Social. Al bajar del escenario, fue la más aplaudida del gabinete. También se la vio en el escenario ayer a la hermana de la Presidenta, Gisele Fernández, mezclada entre la plana mayor del Gobierno.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.