Un tambero que quería defender a Antonini

(0)
30 de abril de 2010  

El viernes pasado, el presidente de la Unión General de Tamberos, Guillermo Draletti, tomó la iniciativa, llamó al programa de Víctor Hugo Morales en Radio Continental y pidió salir al aire. Quería negar que se pagaran sobornos en los negocios que se cierran entre la Argentina y Venezuela con la intervención de funcionarios de ambos países.

"Es falso lo que están diciendo", acusó el dueño de la firma Interpampa. "Jamás me pidieron un centavo. Fue nada más cuestión de competir", afirmó, y criticó luego a Elisa Carrió, por sostener que se cobraban coimas de hasta el 25 por ciento.

Morales recordó entonces al aire al ex funcionario Claudio Uberti por su "oscuro" rol en el "caso de la valija" y aclaró que ese escándalo "no tiene nada que ver" con Draletti, que se mantuvo callado.

Draletti, sin embargo, sí jugó un papel peculiar en el amanecer de aquel escándalo. Convocado por los venezolanos, asumió la defensa del por entonces inhallable Guido Alejandro Antonini Wilson. Y, sin consultarle, difundió un comunicado en el que más que proteger a su supuesto cliente, cuidó los intereses de la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

Draletti expuso: "Fuentes autorizadas permitieron saber que el pasajero [por Antonini] antes de regresar a su domicilio en el extranjero, le encomendó a conocidos en nuestro país, donde venía a realizar una inversión, que hicieran las averiguaciones del caso y requirieran asesoramiento legal". Según Draletti, era "un inmueble muy importante, que los vendedores le habían pedido una seña en efectivo y que, por lo demás, su cliente se atiene a lo que quedó escrito en el acta". Y fue más lejos: "Que yo sepa la inversión no tenía nada que ver con Pdvsa".

Mucho después, Antonini aclaró que jamás había hablado con Draletti ni pensó comprar un inmueble en la Argentina, por lo que nadie le pidió una seña y, según quedó en evidencia durante el juicio en Miami, el dinero de la valija sí salió de Pdvsa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.