Un trámite al ritmo de los medios de comunicación

Avances y demoras en el expediente de AFIP
(0)
17 de junio de 2012  

Lanzada a toda velocidad para concederle la moratoria excepcional que había solicitado la ex Ciccone Calcográfica, la actuación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en el expediente administrativo muestra, sin embargo, una notable correlación con artículos publicados a fines de diciembre de 2010 por LA NACION.

Así, recién horas después de que el diario reveló, el 29 de diciembre de 2010, que la AFIP se aprestaba a condonarle el 75% de su deuda a la ex Ciccone, la AFIP reaccionó con un comunicado furibundo en el que desmintió que fuera a hacerlo. Y sólo entonces le notificó al presidente de esa empresa, Alejandro Vandenbroele, que debía ajustar su pedido a la resolución 970/01, tal como Ricardo Echegaray había dispuesto, al parecer, 41 días antes, según consta en la segunda copia de la foja 66 del expediente –la que sí incluye su orden– que obtuvo LA NACION.

Más notable aún, cuando al día siguiente, el 30 de diciembre de 2010, LA NACION publicó la desmentida de Echegaray, pero el diario insistió con la posible quita a favor de la ex Ciccone, la AFIP presentó un escrito en el expediente de la quiebra. Allí ya ni siquiera consignó que el pedido debía ajustarse a la resolución 970/01. Directamente le informó al juez que le había rechazado la solicitud.

Por algún motivo, sin embargo, Echegaray jamás informó ese rechazo en la conferencia de prensa que ofreció el 9 de marzo último. Por el contrario, destacó la "voluntad de pago" de la nueva Ciccone.

Ante los periodistas, el titular de la AFIP tampoco detalló que recién once meses después, el 14 de noviembre de 2011, Vandenbroele presentó el segundo intento por conseguir una moratoria excepcional. Y algo más: obvió que el supuesto testaferro del vicepresidente Amado Boudou no pidió que le concedieran el plan de la resolución 970, como había ordenado a mano Echegaray, sino que insistió con obtener los beneficios "del artículo 32". Es decir, insistió con obtener el "conejo blanco", en vez del "gato negro", como graficó una fuente que participó en la operatoria. Y se lo concedieron. Por partida doble. Con una nueva firma convalidatoria de Echegaray.

Comenzaba entonces el derrotero que llevaría a concederle dos moratorias excepcionales a la nueva Ciccone de Vandenbroele por $ 107 millones, a las que se sumaron dos más, pero sólo después de que estalló el escándalo y por otros $ 147 millones, tal como ya reveló LA NACION, cuando en teoría la AFIP detectó que hasta entonces había omitido esa fortuna por un "error en la carga de datos".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.