Un viaje entre elocuentes signos de conciliación

(0)
27 de abril de 2004  

ASUNCION (De un enviado especial).- Durante el viaje que hicieron a esta ciudad, el vicepresidente Daniel Scioli y Eduardo Duhalde emitieron constantes señales tendientes a minimizar los roces que el ex mandatario mantuvo con Néstor Kirchner en torno de la devaluación y de la situación judicial de Carlos Menem.

Desde que se supo que viajarían juntos, diversos observadores políticos especularon acerca de cómo reaccionaría Kirchner en caso de que se enterara de una eventual reunión a solas entre ambos dirigentes.

Fueron justamente esas versiones las que provocaron por parte de ambos una batería de signos de cordialidad y de distensión, que no pasaron inadvertidos a los ojos de los periodistas que siguieron la visita.

Por caso, durante el vuelo de ida, Duhalde y Scioli pasaron todo el trayecto ante la vista de toda la comitiva y sin emitir una sola palabra. Estaban juntos e interactuaban constantemente, pero durante las dos horas de viaje jugaron al ajedrez.

"Es una vieja tradición que tenemos. Cuando Duhalde era presidente nos sentábamos a jugar durante los viajes. A veces lo iba a visitar a Chapadmalal y nos quedábamos horas jugando. Antes yo le ganaba, porque él estaba preocupado por la gestión. Pero ahora es al revés", relató Scioli a LA NACION.

El propio vicepresidente se dedicó, además, a minimizar el entredicho que Kirchner y Duhalde habían mantenido en los últimos cinco días.

"Como yo lo veo, la única pelea de Kirchner con Duhalde es contra los problemas que tiene la Argentina, que son la pobreza, la desocupación y la marginalidad", consideró.

También se mostró preocupado cuando se lo consultó sobre las versiones que indicaban que durante el viaje se podía armar una reunión a espaldas del Presidente.

"Por favor... no estamos en el país como para dar espacio a esas cosas. Además, el viaje estaba acordado de antemano, desde hace un mes. Hubiera sido una irresponsabilidad suspenderlo por lo que algunos pudieran llegar a decir", sostuvo.

"¿Usted comparte la crítica de Kirchner sobre la devaluación que hizo Duhalde?", le preguntó LA NACION.

"No creo que en este caso haya que tomar parte de algo así. Creo que ahora debemos preocuparnos por resolver los problemas de la gente, nada más", respondió, algo evasivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.