Tras el triunfo peronista en Córdoba. Un viejo amigo y socio de Menem