El pulso político. Una candidatura hubiese sido "too much"