Una causa con diez detenidos

Investigarán a la policía bonaerense
(0)
23 de abril de 2004  

A un mes del hallazgo del cadáver de Axel Blumberg, hay diez sospechosos detenidos por su presunta participación en su secuestro y posterior homicidio y no quedan policías presos por la supuesta vinculación con la banda de secuestradores.

El joven estudiante de ingeniería había sido secuestrado el 17 de marzo último frente a la casa de su novia, en Martínez. Seis días después, Axel se convirtió en la tercera víctima mortal de un secuestro extorsivo desde agosto de 2001. Antes que Axel, en 2002, habían sido asesinados Diego Peralta y Juan Manuel Canillas.

Pero la onda expansiva provocada por el escándalo por el secuestro y homicidio de Axel les costó los puestos al ministro de Seguridad bonaerense, Raúl Rivara; al superintendente de Investigaciones de la Policía Federal, comisario general Jorge Palacios; al fiscal federal Jorge Sica, que fue separado de la fiscalía antisecuestros; al jefe de la comisaría de Moreno, y al responsable de la División Antisecuestros de la Policía Federal, comisario Juan José Schettino.

De los diez delincuentes detenidos cinco de ellos fueron procesados por el juez federal de San Isidro Conrado Bergesio, que, además, les dictó la prisión preventiva. En tanto que los otros cinco esperan que el magistrado resuelva la situación procesal.

En cambio, el magistrado dictó la falta de mérito y liberación para el comisario Schettino; para el subcomisario Daniel Gravina, y para un suboficial de la comisaría 15a., acusados de presunto encubrimiento.

Fuentes judiciales indicaron que además de resolver la situación de los otros detenidos, la fiscal Molina analizará las denuncias que involucran a efectivos de la policía bonaerense como cómplices de la banda de secuestradores, que Sica no investigó.

Según consta en la última resolución que Sica dictó antes que lo separaran del caso, para la Justicia, José Díaz habría sido el autor material del homicidio de Axel.

La investigación encarada por Sica también concluyó que Diego Peralta y el mencionado Díaz eran los jefes de una banda que se dedicaba a secuestrar personas en las zonas norte y oeste del Gran Buenos Aires.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.