Una ceremonia que rompe tradiciones

El acto de traspaso de mando se hará por primera vez en el Congreso Nacional y el traslado a la Casa Rosada será "rápido"
(0)
24 de mayo de 2003  

La ceremonia de traspaso de mando de mañana será recordada por las tradiciones con las que romperá. Por primera vez en la historia nacional el acto no se llevará a cabo en la Casa Rosada. El mandatario electo recibirá un bastón presidencial diferente del que recibieron todos sus antecesores y firmará el acta de asunción con un instrumento de escritura poco convencional. Concluida la ceremonia, el flamante presidente recorrerá las calles que separan el Congreso Nacional de la Casa de Gobierno en un auto que, esta vez, no será descapotable.

El reducido tamaño del Salón Blanco de la Casa Rosada fue uno de los motivos por los que el presidente Eduardo Duhalde decidió que el acto se hiciera en el Congreso. Duhalde consideró que no sería apropiado recibir a los mandatarios extranjeros en un lugar "tan pequeño".

Con la confirmación de la asistencia del presidente cubano, Fidel Castro, suman trece los mandatarios latinoamericanos que estarán presentes en la ceremonia, además del príncipe Felipe de Borbón, heredero de la corona española. La presencia del líder cubano marcará otro quiebre con el pasado: será la primera vez que participa en un acto de traspaso de mando en la Argentina.

En el Salón Blanco cabían sólo 270 personas, además de los 80 lugares reservados para la prensa. La Cámara de Diputados, donde finalmente se realizará el acto, cuenta con tres palcos con capacidad para 300 personas cada uno.

En la decisión de cambiar el lugar del traspaso también jugó el tema de la seguridad. Duhalde quiso evitar el traslado de las delegaciones extranjeras a lo largo de las quince cuadras que separan el Parlamento de la Casa Rosada. El Presidente, que dijo que no suele atarse a los "esquemas tradicionales", consideró que así se evitará "el riesgo pequeñísimo" de que ocurra algo durante el trayecto.

Preferencia

Cuando Duhalde entregue a Kirchner el bastón de mando se producirá otra ruptura con el pasado. A diferencia de quienes lo antecedieron, que siempre recibieron un bastón presidencial de estilo europeo, Kirchner recibirá un modelo "criollo", sobre el cual habrán trabajado miles de argentinos.

Para la ceremonia, el presidente electo debía optar entre dos modelos de bastón: uno de línea francesa, con empuñadura de oro y borlas monárquicas, y otro "criollo", confeccionado con elementos típicos argentinos, como la plata y el urunday rubio, una madera del norte del país.

Kirchner eligió el bastón criollo porque "está cargado de símbolos y banderías de los argentinos, cosa que el otro (modelo) no tiene", según explicó su futuro jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Varios miles de argentinos participaron en la confección del bastón criollo en las Galerías Pacífico, donde el orfebre Juan Carlos Pallarols invitó a todos los que quisiesen a dar un golpe simbólico de cincel.

¿Con una Bic?

El próximo mandatario argentino sorprendió a más de uno el lunes último al firmar su renuncia al cargo de gobernador de Santa Cruz con una birome Bic negra. "Para nosotros, que ya lo conocemos, es normal. Para sus dos asunciones (a la gobernación) firmó con una birome común", contó a LA NACION Isidro Bounine, secretario de Kirchner en la Casa de Gobierno santacruceña.

"El tiene una bien paqueta, pero no la usa. Nos pide una de las que compramos en el quiosco", agregó. Bounine afirmó que "el domingo, para la asunción, Kirchner también va a usar una birome común".

El escribano general del Gobierno, Natalio Etchegaray, dijo a LA NACION que Kirchner puede firmar el acta de asunción con una birome, si así lo quiere, dado que la escribanía del Gobierno no tiene ninguna reglamentación al respecto.

Cuando asumió en 1999 Fernando de la Rúa utilizó una lapicera de oro que le ofreció el entonces presidente saliente, Carlos Menem. Esa lapicera se exhibe hoy en el Museo de la Casa Rosada. La pregunta obligada es: si Kirchner utiliza una Bic, ¿aceptarán en el museo exponerla?

En la cochera de la Casa Rosada recuerdan que en el último medio siglo los mandatarios utilizaron un auto descapotable para su traslado desde el Congreso hasta la Casa Rosada el día de su asunción. Se trata de un Cadillac obsequiado al ex presidente Juan Domingo Perón en 1954.

El auto que trasladará a Kirchner mañana para la jura de los integrantes del gabinete en la Casa Rosada será uno cubierto. Según explicó a LA NACION Julio López, director de Comunicación del Gobierno, se optó por ese tipo de vehículo y no por uno descapotable "porque será un recorrido rápido". Sin embargo, el programa del día estipula que el flamante presidente tendrá 40 minutos para recorrer las quince cuadras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.