Una cervecería chilena ampliará sus negocios en el país

CCU, productora local de Budweiser, Heineken y Palermo, peleará en alimentos, gaseosas y agua
(0)
27 de diciembre de 2009  

SANTIAGO.- La Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), controlada por el grupo chileno Luksic y la holandesa Heineken, planea una fuerte expansión en la Argentina para 2010, con la incursión en categorías como gaseosas, aguas, alimentos preparados y confites, anticipó ayer su gerente general, Patricio Jottar, en una entrevista publicada por El Mercurio.

Fuentes de CCU confirmaron ayer a LA NACION que la idea esbozada por Jottar es una de las seis prioridades que conforman el plan estratégico original de la firma para la Argentina y cuya postergación sólo se explica por el parate económico que provocó la crisis internacional durante gran parte de este año.

"Alcanzamos cierta masa crítica de volumen y de participación de mercado en el negocio principal, que es la cerveza, y que este año está entre 21 y 22 por ciento. Lo segundo, es tener una operación rentable. Este año esperamos terminar con utilidades en torno de los 17 millones de dólares en la Argentina", dijo Jottar.

La expansión en el país implica para CCU incursionar en otras áreas, tales como gaseosas, aguas, platos preparados y confites. "Cuando hablo de multicategoría en Argentina, también pienso en foods ", agregó Jottar, en alusión a la filial de alimentos creada en 2008 tras la compra de Natur por parte de Calaf, perteneciente a CCU. Ese mismo año se agregó Alimentos Nutrabien, productos premium listos para servir.

"A diferencia de Chile, en la Argentina en general se utilizan más distribuidores que agentes de venta: el 80% llega a distribuidores y el 20% llega directamente al cliente. Para armar la multicategoría, es más fácil hacerlo desde una red de ventas que desde una red de distribuidores. Hemos venido aumentando la importancia de la preventa en nuestro portafolio, que ya ronda el 40%; es decir: hay un 40% de lugares a los que llegamos con nuestros vendedores y eso facilita poder dar masa crítica a la categoría", explicó el gerente general de CCU.

Para Jottar, la leve diferencia existente entre los consumidores argentinos y chilenos ha favorecido a la industria cervecera en el país. "Los dos son marqueros, aunque en Argentina es un poco menos, porque la crisis de 2002 golpeó mucho a la gente y aumentó mucho la pobreza, por lo cual hubo quienes bajaron a cervezas más baratas. Hay otras diferencias. En Chile, los hombres representan el 80% de la cerveza que se consume y las mujeres, el 20%. En Argentina, es 70% a 30%. La cerveza en Argentina es más parte del consumo diario que en Chile. En Chile, sólo un 11% es consumo diario, mientras que en la Argentina es un 30 por ciento", analizó el ejecutivo.

Presente en la Argentina desde 1994, CCU se hizo, en 1995, del control de la Compañía Industrial Cervecera S.A. (Cicsa) y de la Cervecería Santa Fe S.A. En 2007 adquirió Inversora Cervecera. Tiene plantas en Salta, Santa Fe y Luján, provincia de Buenos Aires, donde produce y comercializa marcas como Imperial, Palermo, Budweiser y Heineken, entre otras. Asimismo, es la distribuidora exclusiva de Guinness, Corona, Negra Modelo y Birra Moretti.

Con una comercialización de 380 millones de litros anuales de cerveza en la Argentina, CCU se consolidó en el segundo lugar de la industria por detrás de Quilmes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.